El Gobierno de México lanza un plan para buscar a más de 40.000 desaparecidos

Mundo ethos

El Gobierno de México lanza un plan para buscar a más de 40.000 desaparecidos
Foto: CARLOS JASSO| Reuters

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado este lunes la creación de un plan para la búsqueda de las más de 40.000 personas desaparecidas en el país, un delito que se ha multiplicado debido a los enfrentamientos entre cárteles dedicados al narcotráfico.

López Obrador ha definido el problema de las desapariciones en México como «muy doloroso, lamentable». Asimismo, ha afirmado que hará «todo lo humanamente posible» para resolver los miles de casos de desapariciones y ayudar a los familiares de las víctimas.

«Se estima que existen 40.000 personas desaparecidas, más de 1.100 fosas clandestinas, alrededor de 26.000 cuerpos sin identificar en servicios forenses y esto da cuenta de la crisis humanitaria y de violación a los derechos humanos que estamos enfrentando», ha declarado en rueda de prensa el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, quien será el encargado de la estrategia del nuevo plan.

Encinas también ha explicado que el Gobierno busca la participación de las familias de las víctimas para confeccionar las bases generales de la estrategia y que ONG y organismos internacionales, como agencias de la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Unión Europea apoyarán el plan.

La mayoría de los desaparecidos en México son varones con escasos recursos de entre 17 y 29 años. Las mujeres desparecidas por el tráfico de personas, los centroamericanos y los niños son otros de los grupos más numerosos entre los más de 40.000 desaparecidos, ha informado el subsecretario de Gobernación. Además, ha identificado a los principales responsables de las desapariciones como «particulares vinculados a la delincuencia organizada».

Por su parte, López Obrador ha insistido en que el problema de fondo está causado por el régimen neoliberal y ha comparado los 36 años en los que ha funcionado este modelo económico en México con «el saqueo de tres siglos de dominación española». El presidente izquierdista también ha culpado al operativo militar antidrogas de 2006 del elevado número de desapariciones.

«Nunca más declarar la guerra para enfrentar problemas de inseguridad que surgieron por desatención al pueblo, por el modelo económico llamado neoliberal», ha declarado López Obrador, que se convirtió en presidente de México el 1 de diciembre. 

El plan del recién estrenado presidente para combatir el narcotráfico consiste en impulsar la creación de una guardia nacional integrada por decenas de miles de militares.

La guardia nacional ha sido duramente criticada por activistas por los derechos humanos y agencias de la ONU, al considerar que equivale a la militarización del país y que va mucho más allá que el operativo de 2006.

La violencia se ha intensificado en los últimos años. Desde 2006 se han producido más de 200.000 muertes violentas en México, según cifras oficiales que no especifican qué casos están relacionados con el tráfico de drogas y el crimen organizado.