The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Kenia

El hallazgo de un diminuto mono de hace 4.2 millones de años arroja nuevos datos sobre la evolución

Redacción TO
Foto: Czarek Sokolowski | AP Images

Un equipo de investigadores y científicos kenianos y estadounidenses ha descubierto en Kenia un fósil de hace 4.2 millones de años de un mono que tan solo pesaba un kilogramo, según informa el medio británico Independent.

La especie recién descubierta, el Nanopithecus browni, tiene el mismo tamaño que el mono más pequeño que existe en la actualidad, el talapoin –Miopithecus–. A diferencia del talapoin, que vive exclusivamente en bosques tropicales en África central y occidental, el Nanopithecus browni ha sido hallado en Kenia, al este del continente.

El hábitat keniano en el que vivió el pequeño mono hace más de cuatro millones de años es el mismo en el que se han hallado fósiles de los primeros ancestros humanos.

Friedrick Kyalo Manthi, investigador y científico de los Museos Nacionales de Kenia, ha señalado que el descubrimiento del pequeño mono ha detallado cómo los cambios ambientales han podido influir en la forma en la que han evolucionado los monos guenon –Cercopithecus neglectus–, la familia de monos que incluye tanto talapoins como Nanopithecus browni.

Manthi ha indicado que “el descubrimiento del Nanopithecus browni reafirma la contribución de Kenia a la comprensión de la evolución y la diversidad de la fauna pliocena y los contextos ambientales en los que vivían”, y ha añadido que “los cambios ambientales durante el Plio-Pleistoceno pueden haber influido en la distribución actual de guenons”.

Hasta ahora se pensaba que los guenons evolucionaban para hacerse más grandes o más pequeños dependiendo de las características de los hábitats naturales. Se cree que los talapoins de hoy en día han evolucionado para ser cada vez más pequeños como respuesta a la vida en hábitats pantanosos y boscosos.

Sin embargo, el fósil recién descubierto en Kenia demuestra que el enanismo de algunas especies de guenon ocurrió mucho antes de lo que se creía anteriormente, y en hábitats más diferentes de lo que se esperaba.