El JEMAD se vacunó tras firmar una orden para la que no era competente

Por: EFE

Política y conflictos
El JEMAD se vacunó tras firmar una orden para la que no era competente
Foto: Mariscal| EFE

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha afirmado que el exjefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, se vacunó tras emitir una orden el 12 de enero que no tenía competencias para dictar y en la que establecía la vacunación de 370 personas, él en primer lugar.

En contexto: Robles ha dado explicaciones este miércoles en la Comisión de Defensa del Congreso de la vacunación de Villarroya y otros miembros del Estado Mayor de la Defensa (EMAD), que acabó con la dimisión del anterior JEMAD el 23 de enero después de que saliera a la luz que se le había administrado la vacuna.

Según la ministra, Villarroya dictó el 12 de enero una instrucción en la que establecía la vacunación voluntaria de 370 personas del EMAD, «con unas competencias que no tenía» y de la que no informó ni a ella ni a la subsecretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, que estaba a cargo de la estrategia de vacunación en las Fuerzas Armadas.

Valcarce emitió un día después, el día 13, una instrucción de vacunación en la cual, según mantuvo subsecretaria en una Comisión de Defensa celebrada el 26 de enero, se ordenaba vacunar únicamente a los sanitarios militares.

Robles ha explicado que la instrucción dictada por el entonces JEMAD establecía las prioridades de vacunación en el EMAD, con Villarroya como número uno de la lista, seguido de las cinco personas de su gabinete, otras 60 personas del Estado Mayor Conjunto de la Defensa (EMACOM), 9 de recursos humanos y otras más, hasta un total de 370.

«Dichas instrucción respondió a una interpretación que podemos, sin duda, calificar de incorrecta, de la estrategia de vacunación, no creo que respondiera a una voluntad de adelantarse a turnos de vacuna», ha dicho Robles, quien ha destacado además que la orden del JEMAD recogía criterios de vacunación «en absoluto previstos y en algunos casos contrarios a la estrategia de sanidad».

Ello determinó que el JEMAD, «en un acto que le honra», presentara su dimisión, ha dicho la ministra. «Aunque se cometió un error patente y evidente, que quiero creer que fue por deficiente interpretación, una vez que se han asumido responsabilidades por parte del JEMAD, no puedo olvidar su intachable hoja de servicio«, ha añadido Robles para destacar los 40 años de carrera de Villarroya.