El nuevo plan para acabar con las ratas en Nueva York: ahogarlas en alcohol

Mundo ethos

El nuevo plan para acabar con las ratas en Nueva York: ahogarlas en alcohol
Foto: lucian_andrei

Nueva York ha presentado su última arma en la larga guerra de la ciudad contra las ratas: una trampa mortal a base de alcohol.

Estos roedores son una de las cosas más desagradables en la vida cotidiana de la metrópoli más grande de Estados Unidos, y es que a menudo son vistas corriendo entre las vías del metro u olisqueando bolsas de basura.

La ciudad ha gastado millones de dólares tratando de reducir a la población de ratas a lo largo de los años, desplegando diferentes tipos de métodos, desde anticonceptivos hasta contenedores de basura a prueba de roedores. Sin embargo, han anunciado que finalmente han encontrado una solución, una máquina que atrae a las ratas y luego dispara una trampilla que las deja caer en un charco a base de alcohol.

La máquina, llamada Ekomille, es un mecanismo con forma cuadrada de unos 60 cm de altura que funciona con baterías y está pensada para que las aturda y ahogue, ha explicado Anthony Giaquinto, presidente de Rat Trap, que importa los dispositivos desde Italia. 

El dispositivo y su efectividad ha sido mostrado a los periodistas en una bizarra presentación. Los trabajadores de saneamiento abrieron el contenedor para mostrar varias ratas muertas flotando en un líquido verde. «Es humano y ecológico«, ha explicado el presidente del distrito neoyorquino Eric Adams. Por este motivo, se implantarán en algunos de los distritos más infestados con ratas de Brooklyn.

Nueva York presenta su última arma para acabar con las ratas

Foto: ANGELA WEISS | AFP

Un total de 107 roedores han sido víctima de Ekomille durante una prueba que ha durado un mes y que se llevó a cabo en el distrito de Brooklyn, han confirmado las autoridades. 

Miles de ciudadanos llaman a una línea telefónica del departamento de salud todos los años con quejas de ratas. Adams ha explicado que Nueva York ha sido víctima de una «crisis» por estos roedores, y ha informado que muchas familias están «traumatizadas» por las alimañas. Según el New York Times, las quejas por ratas han aumentado de 12.617 en 2014 a 17.353 en 2018. Esto es un aumento del 38% en toda la ciudad, incluso después de que el alcalde Bill de Blasio asignara 32 millones de dólares en 2017 para reducir la cantidad de roedores.