El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se denuncia a sí mismo por pasear sin mascarilla

Por: The Objective | Agencias

Sociedad
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se denuncia a sí mismo por pasear sin mascarilla
Foto: Adriana Thomasa| EFE

El presidente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, ha presentado una denuncia contra sí mismo ante las autoridades sanitarias tras levantar una polémica por pasear sin mascarilla por una playa y hacerse foto con gente sin el accesorio que es obligatorio en el espacio público.

En contexto: el mandatario se paseó por el exclusivo balneario de Cachagua, unos 160 km al noroeste de Santiago, sin cubrirse el rostro con la mascarilla, una medida impuesta como obligatoria por su propio Ejecutivo para evitar los contagios por coronavirus, que en Chile deja más de 560.000 enfermos y 15.628 muertos desde que se detectara el primer caso el pasado 3 de marzo.

En redes sociales y en varios medios locales se difundieron las imágenes del mandatario tomándose fotografías con gente que le reconocía mientras paseaba por una playa de la región de Valparaíso sin portar mascarilla ni respetar la distancia de seguridad. La conducta de Piñera desató una ola de críticas en redes sociales por parte de numerosos internautas, llevó a un abogado particular a interponer una querella criminal contra el mandatario y se ganó los reproches de varios parlamentarios que exigieron que se le fiscalizara.

La legislación especial enfocada en la prevención del contagio del coronavirus establece que en zonas de playa el distanciamiento debe ser al menos de un metro entre personas, cinco entre grupos y solo se puede estar sin mascarilla «cuando no estén en movimiento y se encuentren a dos metros o más de otras personas», algo que no cumplió el Presidente.

Tras la polémica desatada, Piñera se disculpó el domingo a través de su cuenta de Instagram: «Sin duda, debí haberme puesto mascarilla, pero por la rapidez con que ocurrieron los hechos, no lo hice y fue un error. Lo lamento».

Para solventar la situación, este lunes el mandatario presentó una autodenuncia ante la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) «con el objetivo de que se lleve a efecto el procedimiento administrativo de control sanitario que corresponda», señaló la Presidencia.

El incumplimiento de los protocolos y el hecho de poner en riesgo la salud pública se penan en Chile con presidio menor en su grado mínimo o con una multa que puede oscilar entre 400 y 13.600 dólares, aproximadamente.