El reverendo del sermón de la boda de Meghan y Harry pensó que su invitación era una broma

Mundo ethos

El reverendo del sermón de la boda de Meghan y Harry pensó que su invitación era una broma
Foto: Owen Humphreys

El reverendo Michael Curry, que pronunció el sermón más comentado de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, ha decaradque cuando le invitaron a participar en el enlace pensó que se trataba de una broma. Curry, el primado de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, confesó hoy, en el programa ‘Good Morning Britain’ de la cadena británica ITV, que cuando recibió la noticia de que la pareja quería que hablara en la ceremonia de su casamiento estaba convencido de que alguien se estaba burlando de él. «Pensé que alguien me estaba gastando una broma por el día de los inocentes -que en Reino Unido se celebra el 1 de abril-. No podía imaginármelo ni en mis mejores sueños», ha manifestado.

El sermón de Curry, quien en 2015 se convirtió en el primer obispo afroamericano en presidir la Iglesia Episcopaliana, giró en torno a la fuerza del amor y dio la vuelta al mundo por la pasión e ímpetu con el que lo pronunció, alejado de la tradicional sobriedad británica. Mientras leía en una moderna tableta electrónica y gesticulaba incansablemente, Curry comentó que «si los gobiernos se guiaran por el amor, ningún niño se iría a la cama hambriento nunca más».

«No subestiméis el poder del amor. Si no me creéis pensad en la primera vez que os enamorasteis. El mundo entero parecía girar en torno a ti y a tu amado», agregó el religioso ante la sonrisa de la novia. El discurso, que se alargó durante poco más de trece minutos, provocó carcajadas generalizadas entre los invitados en la capilla de San Jorge en diversos momentos, que contrastaban con algunas caras de incredulidad por la peculiaridad de la situación.

«Si la humanidad captara la energía del amor, sería la segunda vez en la historia que el ser humano habría descubierto el fuego», concluyó Curry el pasado sábado 19 de mayo, momentos antes de que el príncipe Harry y Meghan Markle se dieran el «sí, quiero».

El reverendo ha afirmado que no tenía «ni idea» del impacto que iban a provocar sus palabras y que, cuando se sentó tras la predicación, pensó: «espero que haya estado bien». Curry cree fielmente en que los recién nombrados duques de Sussex «trabajarán para hacer de este mundo un lugar mejor» y ha asegurado que «empoderar a la mujer» es una de las maneras de hacerlo, informa Efe.