El viento amenaza con agravar los 60 fuegos activos en Cantabria y Asturias

General

El viento amenaza con agravar los 60 fuegos activos en Cantabria y Asturias
Foto: Jose Luis Cereijido

La ola de incendios que vive Asturias desde el fin de semana ha empezado a remitir este lunes, aunque a última hora de la tarde aún permanecen 47 focos, 39 de ellos activos, en un total de veinticuatro concejos, y 16 activos en Cantabria. Los vientos fuertes del sur y suroeste que se esperan en el extremo norte peninsular amenazan con dificultar las tareas de extinción.

Oriol Vilalta, director de la Fundación de Ecología del Fuego y Gestión de Incendios Pau Costa Alcubierre, ha explicado a Efe que «el viento del sur llega muy seco tras atravesar toda la península, lo que, unido a una vegetación congelada por el frío del invierno, hace el cóctel perfecto».

La cifra de incendios, aunque significativa, se encuentra muy por debajo de los 139 incendios que de forma simultánea llegaron a registrarse durante la madrugada. La evolución «es favorable respecto a la noche» porque las temperaturas han bajado mucho y hay menos viento, ha informado el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, que se encuentra al frente del operativo para hacer frente al fuego. Así, las condiciones meteorológicas mejoraron lo suficiente como para que pudieran participar en las labores de extinción las nueve aeronaves que hay desplegadas, entre los tres helicópteros del Principado y los seis aparatos aportados desde el Ministerio de Agricultura.

Pese a la mejora, los trabajos podrían verse dificultados en las próximas horas por las fuertes rachas de viento de componente sur previstas por la Agencia Estatal de Meteorología para el martes por la tarde en el suroccidente, la cordillera y los Picos de Europa.

En estas circunstancias, el riesgo de incendios para mañana continuará siendo extremo, por lo que seguirá prohibido cualquier tipo de quema. Oriol Vilalta ha incidido en que «mientras no llueva y las condiciones no cambien, el escenario seguirá siendo el mismo, por lo que hay que trabajar para que este escenario sea distinto, es decir, en la prevención, y seleccionar los fuegos que necesitan mayor atención«.

El viento amenaza con agravar los 60 fuegos activos en Cantabria y Asturias 1

Foto: José Luis Cereijido | EFE

La «falta de medios» está poniendo en riesgo la vida del personal dedicado a las labores de extinción de los incendios, que suponen «un grave desastre medioambiental en una época tan crítica para la reproducción de muchas especies», ha señalado, por su parte, el delegado de SEO/BirdLife en Asturias, Nicolás López. En su opinión, tras las graves inundaciones del invierno en Asturias, «estos incendios suponen un riesgo aún mayor, ya que eliminan la vegetación que sujeta el suelo y frena la velocidad del agua y el aumento de caudal ante lluvias torrenciales».

El 80% son provocados

Salvo un par de incendios que pueden estar vinculados a la caída de tendidos eléctricos, el resto habrían sido provocados. Una cifra en la línea con las estadísticas que, según el consejero asturiano de la Presidencia, revelan que más del 80% son intencionados. En la misma línea, la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha afirmado que ya se ha podido confirmar que muchos de los fuegos son intencionados y por ello ha pedido a los ciudadanos que denuncien en caso tener conocimiento sobre su autoría.

Nicolás López, de SEO/BirdLife en Asturias, ha reclamado «acabar con la impunidad» y ha pedido colaboración a la ciudadanía para esclarecer los hechos y determinar la responsabilidad legal, así como la creación de una mesa de diálogo para abordar el modelo de gestión de las áreas incendiadas.

En las oleadas de incendios forestales más graves registradas en Asturias en los años 2015 y 2017, más del 80% de los fuegos fueron intencionados y existió una relación causal con la regeneración de pastos, según las investigaciones de la Fiscalía y la Guardia Civil.

Los 39 incendios activos se localizan en los concejos de Aller, Amieva, Belmonte de Miranda, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, El Franco, Grado, Laviana, Lena, Llanera, Llanes, Mieres, Onís, Oviedo, Parres, Peñamellera Alta, Piloña, Ponga, Quiros, Ribadesella, Salas, Sobrescobio y Valdés.

Por su parte, en Cantabria hay 16 incendios activos, entre los que destacan especialmente los provocados en los municipios de Corvera de Toranzo, Santiurde de Toranzo y Luena, en la zona del Pas.