The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

2019 comienza en Andalucía

Foto: Julio Munoz | EFE

Partido Popular y Ciudadanos han acordado un programa de gobierno para Andalucía que incluye medidas económicas y de fortaleza de las instituciones. Bien está rebajar los impuestos, pero no servirán de mucho si juntos no desmantelan el entramado de instituciones creadas para repartirse los fondos públicos entre conmilitones socialistas y amigos. Manuel Chaves dijo que Andalucía sería la nueva California, y lo ha convertido en un Eurovegas de la corrupción política, donde los amigos del poder progresan, y el conjunto de la sociedad se estanca. Y donde se paga a una parte de la población a condición de que se mantenga en una miseria agradecida.

Este monumento a la corrupción se ha mantenido casi cuatro décadas, y sólo lo ha echado abajo el hecho de que el PSOE sea el báculo de los nacionalistas y de Podemos en su intento por acabar con la Constitución de 1978 o, si pueden, de la continuidad histórica de España. El eje izquierda-derecha ha sido substituido por los lindes de la Constitución, metonimia de España, y ha dejado un amplio terreno electoral que ha sido aprovechado por Partido Popular, Ciudadanos y Vox. El acuerdo para el gobierno de Andalucía es el comienzo de una regeneración del sistema desde dentro, en la que el PSOE no juega ya ningún papel.

Con él ha comenzado 2019; un año de profundos cambios políticos. El PSOE es el último Partido Socialista del sur de Europa en resistir, pero si Ciudadanos sabe ocupar el puesto de una izquierda constitucionalista y españolista, el partido de Pablo Iglesias se perderá para siempre por el sumidero de la historia. Vox también tiene que decidir qué será de mayor, si el Pepito Grillo del Partido Popular, o una derecha europeísta pero xenófoba, una rara avis entre lo peor de la derecha europea. En cualquier caso, Vox debería aprovechar que no tiene cuadros ni para robar para exigir que se apliquen medidas que faciliten el control y cercenen la corrupción. Y el Partido Popular debería empezar a parecerse a Pablo Casado, porque ha sido él quien ha hecho la campaña en Andalucía. Allí ha comenzado el año político.

Más de este autor

Una 'democracia del siglo XXI'

"Pablo Iglesias trata cada obstáculo a sus objetivos políticos como objetos de demolición: “El próximo Gobierno tendrá muchos enemigos”, dijo en el Parlamento, y señaló a tres: a los medios de comunicación, a los tribunales y a las protestas en la calle"

Más en El Subjetivo