Lorena Monton

“50 sombras de Grey” y el sentido común

Eso es como decir que las películas policiacas incitan al asesinato, ¿no les parece? “50 sombras de Grey” ha llamado tanto la atención por ser una historia atrevida que habla de forma explícita de sexo.

Opinión

“50 sombras de Grey” y el sentido común

Eso es como decir que las películas policiacas incitan al asesinato, ¿no les parece? “50 sombras de Grey” ha llamado tanto la atención por ser una historia atrevida que habla de forma explícita de sexo.

La Universidad de Illinois acaba de hacer público el resultado de una investigación que ha tenido como tema central la trilogía de “50 sombras de Grey”. Según se ha desprendido, existe una relación directa entre la lectura de dichos libros y el consumo excesivo de alcohol, los trastornos alimenticios y el abuso verbal en las relaciones de pareja. No soy quien para poner en duda lo que una investigación científica concluye. Sin embargo, achacar tales comportamientos a la lectura de una novela erótica me llama bastante la atención. Eso es como decir que las películas policiacas incitan al asesinato, ¿no les parece? “50 sombras de Grey” ha llamado tanto la atención por ser una historia atrevida que habla de forma explícita de sexo. Y sí, por boca de una mujer.

También se habla de bondage y de prácticas que se acercan al sado, pero creo que tenemos cierta edad como para no escandalizarnos con eso. Además, gracias a Grey se han publicado otros libros de la misma temática como “Pídeme lo que quieras” o “Atada a ti”. Que las novelas de E.L. James han podido animar a parejas a que practiquen lo que ahí se narra, de acuerdo.

Muchas mentes se han abierto para explorar con su sexualidad lo que antes no habían probado. Ahora bien, que alguien le hable mal a su pareja y la insulte no se puede achacar a los azotes que el protagonista del libro le da a su amada, sino a un problema de educación. Es una cuestión de sentido común.

Más de este autor

Por derecho divino

Siempre pasa igual. Famosos, ya sea por su música, por sus películas o por los programas que presentan, acaban llevándose gratis lo que a los demás les cuesta tanto conseguir.

Opinión

Humanos a la intemperie

Cuando yo era pequeña, los que malvivían a la intemperie eran por lo que recuerdo personas que habían caído en la droga, en el alcoholismo o algo por el estilo. En aquella época no se dormía en la calle porque el banco te hubiese quitado tu piso

Opinión

Más en El Subjetivo

Beatriz Manjón

Vivir para no contarlo

«Contemplar el mundo sin más propósito es el modo más fiable de aprehenderlo; lo demás es un conocer a medias, con un ojo puesto en lo real y otro en lo virtual»

Opinión

Aloma Rodríguez

De qué va lo del Planeta

«De lo que va el Planeta es de enseñar músculo: de demostrar al mundo lo fuertes que son y el dinero que tienen, tanto como para subir la dotación hasta un millón de euros»

Opinión