Pepe Begines

A buenas horas, amigo

¿Qué sería de la radio si no pudiese emitir música? La publicidad, un chiringuito, nuestro propio hogar con los discos de nuestra vida. Si no, díganme por que los monstruitos pequeños se duermen con una nana.

Opinión

A buenas horas, amigo

¿Qué sería de la radio si no pudiese emitir música? La publicidad, un chiringuito, nuestro propio hogar con los discos de nuestra vida. Si no, díganme por que los monstruitos pequeños se duermen con una nana.

Alguien me contó una bella historia que quiero compartir con ustedes. A principios del pasado siglo, cuando se empezaban a comercializar los primeros largometrajes en los cines de todo el mundo, había un personaje sobre el cual recaía un gran peso en el éxito de la película y más concretamente de la proyección. Todos sabemos que el cine era mudo, por lo tanto la banda sonora la ponía el pianista de cada sala en particular. Algunas (las grandes producciones de la época) venían acompañadas de sus partituras y, de no ser un inepto el pianista de turno, las curvas emocionales de la película estarían acompañadas de su música correspondiente, avivando o templando o dando una nota de humor a las diferentes escenas que carecían de cualquier tipo de sonido. Un amigo invitó a otro a una de estas salas a ver una peli, el invitado le comentó:- Me han dicho que la película no es muy buena.

A lo que el otro responde: -Bueno, la verdad es que no lo es, pero el pianista es un fenómeno. Y es que a veces el film no venía con su partitura oficial por lo que correspondía al anónimo genio darle las emociones al frio y mudo celuloide.

No puedo evitar la risa cuando leo la noticia que acompaña a esta foto. Comprobado, la música genera respuestas emocionales claras. Pues ¡menos mal que llegaron los holandeses y se dieron cuenta! Pero hombre, sin la música nada, absolutamente nada sería lo mismo.

Se imaginan un día sin el canto de los pájaros por la mañana. ¿Qué sería de la radio si no pudiese emitir música? La publicidad, un chiringuito, nuestro propio hogar con los discos de nuestra vida.
Si no, díganme por que los monstruitos pequeños se duermen con una nana.

Más de este autor

El largo y tortuoso camino

Ángela Merkel y Mariano Rajoy han hecho todo un despliegue de medios para enseñarle al mundo el buen estado y la armonía de sus relaciones. Han elegido para ello un escenario que tiene un mensaje subliminar claro y nítido como el agua.

Opinión

El valor de la basura

Hace ya tiempo que la relación entre Estados Unidos y Alemania viene soltando bastante basura. Ahora al parecer se incrementa la cantidad de esta en sus relaciones anunciando que Alemania también espía al gigante americano.

Opinión

Más en El Subjetivo

Guillermo Garabito

No molestar

«A uno le gusta el interior de los hoteles como le gusta el interior de las historias. Por ellos va pasando la vida y sólo se necesita estar ahí, desayunando o merendando, para tomar nota»

No Category -

Jordi Bernal

Comité de expertos

«Tal como han ido las cosas, sería hasta comprensible que en diez días el ministro Illa se presente puntual a su comparecencia ante los medios acompañado por un grupo alborotado de simpáticos chimpancés con batas blancas»

Opinión