Irene Cacabelos

Artur Mas, el pastor

Ahí va Artur Mas guiando a la mitad de su rebaño en una dirección, mientras el resto toma el camino contrario ignorando sus indicaciones. Es paradójico, pero muy similar a lo que está ocurriendo en Cataluña.

Opinión

Artur Mas, el pastor

Ahí va Artur Mas guiando a la mitad de su rebaño en una dirección, mientras el resto toma el camino contrario ignorando sus indicaciones. Es paradójico, pero muy similar a lo que está ocurriendo en Cataluña.

Me he tropezado con esta foto y lo he visto claro. Ahí va Artur Mas guiando a la mitad de su rebaño en una dirección, mientras el resto toma el camino contrario ignorando sus indicaciones. Es paradójico, pero muy similar a lo que está ocurriendo en Cataluña. Tal vez a estas alturas incluso sean menos de la mitad los que estén dispuestos a acompañar al “molt hororable” en su aventura.

Pero es que Mas ya no puede retroceder, porque no tiene a donde. Su espalda la vigilan sus socios de Junts pel sí, la Asamblea Nacional Catalana y todos los maquinistas del proceso de desconexión. Por no contar no cuenta ya ni con el apoyo pleno de su partido. Primero dejó de ser CIU, y la Unió pasó a mejor vida. Ahora peligra la “convergencia” y tal vez por eso tenga que presentarse a las generales bajo el nombre de “ Democracia y libertad”. Y es que los ideólogos del “prusés” no se apean de la boca eso del “mandato democrático” y era lógico que el siguiente paso fuese el de apropiarse directamente de las palabras “democracia” y “libertad”, a ver si cuela.

El callejón sin salida en el que Mas ha metido a Cataluña se veía venir, y quizás por eso es más grave todavía que mantenga el desafío y que además lo haga en la sombra. No se le ve el pelo pero este lunes se enfrenta a su primer pleno de investidura. Pero antes vivirá una mañana intensa en el pleno que debatirá y votará la famosa resolución independentista. Un peaje sin garantías que debe pagar a la CUP a modo de ritual de ingreso en la hermandad.

Y es que es lógico que los antisistema no se fíen de Mas y de la “burguesía catalana” a la que siempre ha representado. Pijos y antisistema no acostumbran a compartir mesa, así que ir de la mano en un mismo gobierno se antoja bastante complicado.

De lo que ocurra esta semana dependerá el escenario catalán en los próximos meses . O nuevas elecciones, o gobierno con un candidato distinto a Mas, o una presidencia sin poderes …. En fin, que en Cataluña son especialistas últimamente en fórmulas mágicas e inauditas. Eso sí, muchos preferirían que todos esos esfuerzos se encaminaran a gobernar y no a remar en círculos sobre una independencia que no va a llegar de la forma que ellos esperan. Lo peor es que lo saben, lo trágico es que son demasiado egoístas para reconocerlo.

Contexto

    Más de este autor

    Sondeos de Halloween

    Es la pesadilla de todo estratega electoral. Las encuestas pueden apuntalar o desmoronar los planes de campaña y las últimas que hemos conocido tienen un denominador común : el auge de Ciudadanos.

    Opinión

    Génova 13 y la conjunción planetaria

    Ocurre cada dos o tres años. Durante el mes de octubre se pueden ver alineados al amanecer a la Luna, Mercurio, Venus, Marte y Júpiter.
    Una conjunción planetaria atípica que no sólo ha afectado este mes a los astros. También la política anda convulsionada con sus propios fenómenos y si no que se lo pregunten a los moradores de Génova 13.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    José García Domínguez

    Thatcher y el capitalismo utópico

    «Lo único que hizo aquella mujer fue extender el certificado oficial de defunción de un orden social y económico, el del corporativismo británico nacido tras la Segunda Guerra Mundial, que los propios laboristas de la época, encabezados por Callaghan, habían reconocido ya inviable»

    Opinión

    Daniel Capó

    En un plató

    «Las grandes palabras suscitan emociones aún mayores ocultando así el espacio vacío de la política: ese gran fracaso colectivo que consiste en preferir vivir confortablemente en un plató de televisión antes que asumir el peso de una responsabilidad sin ira»

    Opinión