Javier Capitan

Boeing Black is brown

El Boeing Black tiene la capacidad de decidir sobre su propia vida y, en determinadas circunstancias, suicidarse ante la sospecha de que alguien no autorizado quiere acceder a la información que contiene.

Opinión

Boeing Black is brown

El Boeing Black tiene la capacidad de decidir sobre su propia vida y, en determinadas circunstancias, suicidarse ante la sospecha de que alguien no autorizado quiere acceder a la información que contiene.

La caja negra de Boeing ya no es un objeto casi indestructible en el que se guarda la información de lo que ha sucedido en un avión, tan importante en caso de accidente, sino una caja negra que se autodestruye para no dejar rastro de ningún tipo de información. Permítanme la licencia de llamar caja a un teléfono móvil, así como que llame teléfono a un aparato que se utiliza para un montón de cosas y, en ocasiones, hablar a través de la voz con otras personas. El nombre del invento es Boeing Black.

Por lo visto, este terminal tiene la capacidad de decidir sobre su propia vida y, en determinadas circunstancias, suicidarse ante la sospecha de que alguien no autorizado quiere acceder a la información que contiene. La empresa ha afirmado que su mercado prioritario el de las agencias de defensa y seguridad nacional. Claro, que tendrán que vender el dispositivo con un “kit” de camuflaje, porque si no, en cuanto veamos a un tipo con este teléfono, diremos: “tate, este es espía”, Estas agencias deben tener mucho que ocultar no sólo al presunto enemigo sino también al presunto amigo a quien últimamente gustan de espiar. Si el teléfono es suficientemente listo y, en una próxima cumbre internacional Merkel se lo pide prestado a Obama porque se ha quedado sin batería, nada más sentir el tacto de la teutona, se hará el harakiri, no vaya a ser que la alemana se dé cuenta de que en el álbum de fotos hay más instantáneas de Angela que de Michelle.

Política de altos vuelos (por lo de Boeing) al margen, este invento tiene sus peligros. Muchas personas manejan sus smartphones en sucesiones erráticas de movimientos al azar hasta llegar por casualidad a lo que buscan. A estar personas el Boeing Black les llevaría a negro cada dos por tres, haciendo tan segura su información que ni ellos mismos podrían usarla. No quiero imaginarme la de rupturas de pareja que se provocarán cuando uno de ellos llegue a casa con un Boeing: algo tendrás que ocultarme cuando usas un teléfono así de negro, so marrano. “Black is brown” seria la nueva canción de Los Bravos.

Más de este autor

Pilotos en huelga

No todas las huelgas cuentan con el mismo respaldo social. Muy probablemente, la de los pilotos de Lufthansa sea de esas que cuentan con un escaso apoyo de la población.

Opinión

Una obra póstuma de Berlanga

“¿Os creías que iba a dar marcha atrás, eh? Pues os vais a enterar, porque voy a hacer mi consulta. ¡Toma! ¡Toma! A ver con qué cara os quedáis ahora”. Esta es mi traducción libre al castellano de inicio del discurso del President.

Opinión

Más en El Subjetivo

Guillermo Garabito

No molestar

«A uno le gusta el interior de los hoteles como le gusta el interior de las historias. Por ellos va pasando la vida y sólo se necesita estar ahí, desayunando o merendando, para tomar nota»

No Category -