Jesús Nieto

Buen día para exiliarse

"Y el martes, sí, el martes fue un día para exiliarse. Un día como cualquier otro para comprender que en el fondo final de los finales no hay dos Españas".

Opinión Actualizado:

Buen día para exiliarse
Foto: Ballesteros
Jesús Nieto

Jesús Nieto

Escritor, periodista, actor de doblaje y madrileño por narices. Ciclista de a diario. Blanco o colchonero según la digestión. Romántico rompedor de los tópicos.

No es vergüenza ajena. Y no lo es porque yo no voté ese pandemónium y a mí, como a Valle, me falló el tiempo. Habrá quien entienda y quien se sepa feliz y plurinacional, pero el follón del martes era el futuro del zapaterismo llevado a un extremo que nunca imaginamos. Y llegó.

Pareció que a la soberanía patria la miró un tuerto y quizá fuera así. La cosa fue la que fue, y tocamos fondo y habrá quien ahora piense que las banderas y los parlamentos son una farsa.

Si a España le quedara un gramo de vergüenza, hoy, de seguro, se andaría suicidando o arrancándose las pústulas. Pero no, España es Meritxell Batet contra nosotros, los jacobinos que una vez creímos en el progreso y en algo que llamaron nación. De aquí a dos días, dos meses, dos años, todo será un eco del día en que perdimos Cuba y Filipinas y la virginidad y pusimos el otro orificio o el otro carrillo. Fue el instante más oscuro y no fue un instante, sino un sostenimiento de la infamia que acabamos pagando todos.

Pero para que el agujero negro del martes en las Cortes fuera posible, precisamos de una Historia y de un contexto: el Majestic, los gargajos de Pujol, el marianismo y las plazas de mayo que sirvieron para blanquear a los golpistas.

Y el martes, sí, el martes fue un día para exiliarse. Un día como cualquier otro para comprender que en el fondo final de los finales no hay dos Españas. O quizá haya dos Españas: la imposible y la pachorrona. La que votaron y que sólo se mantiene en tanto que Europa se va yendo a tomar por retambufa.

Disfruten lo votado o practiquen el canibalismo. Ya habrá quien les arriende las ganancias.

Más de este autor

Lo de 'la Kitchen'

«España ya no vota; España es una democracia binaria entre Ana Soria y Paloma Cuevas y un Ponce con cada día más miedo al bicho de los pitones»

Opinión

Más en El Subjetivo

Luis Arenzana

From Pandemic to Pandemonium

«We strongly believe the Pandemic will extend Government influence to most formerly private enterprises because politicians will not be able to contain their desire for this second opportunity at grabbing more power and control over the means of production»

Opinión

David Mejía

Compañero de naufragio

«Sabemos que no son las creencias las que deciden el voto, sino el voto el que decide las creencias, que nos movemos a ciegas por una meseta incierta»

Opinión