The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Cáncer de garganta: lo que sabemos. Y lo que no

Hablar sobre el cáncer en una persona que no conocemos, de la que solo sabemos por lo que leemos en periódicos y revistas, o vemos en la televisión, de la que ignoramos sus hábitos y antecedentes, es solo aventurar, y no debemos hacerlo con ningún grado de certeza.

Hablar sobre el cáncer en una persona que no conocemos, de la que solo sabemos por los periódicos, de la que ignoramos sus hábitos y antecedentes, es solo aventurar, y no debemos hacerlo con ningún grado de certeza. Pero podemos comentar lo que la medicina dice sobre el tema. Puede que haya médicos a los que les guste el papel de gurús, pero muchos entendemos que cuanto más informados estén los ciudadanos mejores decisiones podrán tomar.

La noticia de que D. Adolfo Suárez Illana tiene cáncer a todos ha impresionado. Muchos estarán preguntándose si tiene algo que ver con la presencia de cáncer en su familia. Sabemos que él tiene cáncer de garganta. Un “carcinoma epidermoide”. Es el normal en esa localización, y nace en las propias células de la garganta. Es decir, que no es metástasis de otro sitio, ni nace en otro tipo de células que hayan invadido la garganta. De momento eso ya es bueno.

En España aparecen cada año unos 6.000, algo más del 2% de todos los cánceres diagnosticados. La edad media en el momento del diagnóstico es de 62 años, y es mucho más frecuente en hombres. Aunque en mujeres, probablemente por haber aumentado la frecuencia de tabaquismo, aumenta año tras año. Adolfo Suárez cumple hoy 50 años. Ya sólo por eso tiene mejor pronóstico, por ser más joven. De nuevo buenas noticias.

Los tres factores más importantes que pueden favorecer su aparición son el tabaco, el alcohol y el Virus Papiloma. Y el tabaco no solo por fumarlo, sino que hay estudios que relacionan la exposición al tabaco ambiental de otros fumadores.

Hay otros factores que influyen en la aparición de éste tipo de cáncer. El asbesto por ejemplo parece estar implicado en algunas zonas del mundo. En otros, como en países nórdicos, parece que los alimentos ahumados o en salazón podrían ayudar en su desarrollo.

¿Y los factores genéticos? ¿Puede influir los antecedentes en su familia? Sin saber más sobre el tipo exacto de cáncer que padece D. Adolfo no podemos aventurar. Parece haber cierta predisposición genética, pero no hay datos claros. Alguna anomalía genética podría relacionarse con su presencia. Pero de lo que no hay prueba es de que se relacione con el cáncer de mama, que es probablemente en lo que todos pensamos por su madre y hermanas.

Más datos. La tasa de supervivencia es algo superior al 60%, globalmente, aunque depende en gran medida según si se ha detectado de manera precoz o tardía, así como de su extensión, y en éste caso, recordemos, no sabemos en qué momento se halla.

El tratamiento suele ser quirúrgico y radioterápico, y en algunos casos se beneficia de quimioterapia. Eso quiere decir que se pueden hacer cosas, que es tratable, que es curable. Pues como él mismo ha dicho, es el momento de luchar. Sus médicos y él. Y nosotros a animarle a él y a su familia. Mucha suerte D. Adolfo.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Elogio de huertas y hortelanos

"El alejamiento del campo ha supuesto el olvido de trabajos, útiles, aperos, medidas y variedades de hortalizas y frutos. A nadie produce desvelo alguno no poder distinguir una cuerda de una fanega, un azumbre de un cuartillo"