The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

"Cariño, no es lo que parece"

El género epistolar de alcoba siempre ha tenido su aquel, y yo voto sin miedo por recuperarlo con la dignidad y el lustre que merece. Recordemos aquel bonito «¿Te lleno el depósito?» del Príncipe Charles a su por entonces amiga Camila.

«Si te tuviera, te besaría y acariciaría en mis brazos hasta que dijeras "Warren, oh, Warren"». Pues nada, que a Warren Harding, vigésimo noveno Presidente de los Estados Unidos le iba la traca —y es que se han publicado más de cien años después (suerte que tienes, colega) las cartas pelín picaronas que el de Ohio mandaba a un señorita que —mira pues— no era su esposa. El género epistolar de alcoba siempre ha tenido su aquel, y yo voto sin miedo por recuperarlo con la dignidad y el lustre que merece. Recordemos aquel bonito «¿Te lleno el depósito?» del Príncipe Charles a su por entonces amiga Camila. Su respuesta no pudo ser más british: «Sí, por favor». Tonterías, las justas.

«Amo la desenvoltura de tus muslos perfectos cuando me mantienen en el paraíso» insiste Warren. Dejemos a un lado el asunto moral; al menos, y eso tienen que reconocerlo, está bien escritas. Y en este hoy de sexting, Badoo, mensajes efímeros, «t kiero tete» y cornamentas virtuales, pocas cosas más reconfortantes que un ligero, conciso y perfecto: «Sí, por favor».

Más de este autor

Volver

Gardel insiste en lo de que “es un soplo la vida” pero yo no sé qué está diciendo, la vida pesa un quintal y có...

Madurez

Dijo Lord Beaconsfield que “la madurez es una lucha y la vejez un lamento” pero yo no puedo estar más en desacuerdo, porque al ...

Más en El Subjetivo

Podemos en su laberinto

"Si una de las partes contratantes se terminase desentendiendo del acuerdo, y basta con observar la conducta electoral de lugares como la Comunidad de Madrid para preverlo, el Estado del Bienestar español estaría políticamente condenado"