Laura Fàbregas

Chaves Nogales en 2017

«Parafraseando a Nogales, el partido que detectó antes que nadie lo que era el nacionalismo catalán, y que parecía estar mejor preparado para afrontar la España del post-procés, no se detuvo a tiempo»

Opinión

Chaves Nogales en 2017
Foto: ARCHIVO DE MARÍA ISABEL CINTAS GUILLÉN
Laura Fàbregas

Laura Fàbregas

Vivo entre Madrid y Barcelona. En tierra de nadie. Me interesan las causas incómodas. Pero lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace.

Ahora que, gracias a Ciudadanos, los textos de Chaves Nogales se podrán leer en las escuelas, una frase de su libro sobre el torero Juan Belmonte se revela más idónea y certera que nunca: «En la lidia –de hombres o de bestias–, lo primero es parar. Porque, el que sabe parar, domina».

Fue precisamente esta lección la que no aprendió Albert Rivera. Su rechazo –hasta el último minuto- a la conformación de un gobierno con el PSOE que pusiera fin a la dinámica de bloques se convirtió en su estocada final.

Parafraseando a Nogales, el partido que detectó antes que nadie lo que era el nacionalismo catalán, y que parecía estar mejor preparado para afrontar la España del post-procésno se detuvo a tiempo. Mantuvo la inercia de la confrontación sin comprender que tras el fallido procés se requería hacer realidad la convergencia constitucionalista.

Con el camino despejado tras la repetición electoral, el gatopardo Sánchez volvió a situar España en Lampedusa. Es decir, en la época anterior al procésComo si 2017 no hubiera ocurrido nunca. Como explica David Jiménez Torres en su libro ‘2017’, no solo se rehabilitó “la Premisa” -que es algo así como la creencia casi mística de que el nacionalismo tensará, pero nunca romperá la baraja- sino que se actualizó con la ayuda del Tribunal Supremo y su concepto de “ensoñación”.

El nacionalismo periférico vuelve, de nuevo, a marcar el ritmo de la política nacional, sin alternativas a medio plazo. Y el único partido que rehuía (“ni rojos ni azules”) de la política divisiva y que fue firme, sin equidistancias, ante el atropello a la legalidad que representó el procés, ahora ha caído en la irrelevancia. Y, paradójicamente, reivindica a Chaves Nogales, quien abandonó España convencido que ya no podía hacer nada por su país. Hastiado de ambos bandos.

Más de este autor

Luís Figo el tuitero

«El perfil de Twitter de Figo es un canto a la falta de complejos y a la libertad. De derechas, sí, pero sin odio. Con humor».

Opinión

Más en El Subjetivo

Jorge Freire

Tendido fresco al asombro

«El autor, que cuenta con una de las mejores prosas del ensayismo español, se tiende fresco al asombro, por decirlo con el verso de Jorge Guillén, y observa el mundo con los ojos de un niño»

Opinión

José Carlos Llop

Edimburgo

«El duque de Edimburgo fue un hombre ambicioso y esta ambición, dos pasos detrás o no, se le dibuja en una boca que en muchas imágenes se convierte en fauces»

Opinión

Ricardo Dudda

Cercas cancelado

«Según el relato independentista, los catalanes están oprimidos por los españoles y no existe la posibilidad de que haya catalanes (independentistas) oprimiendo a otros catalanes (no independentistas). Una vez construida esa idea interesada del privilegio, toda deshumanización vale»

Opinión