Jordi Bernal

Cien años de honradez, dicen

"El Gobierno Picapiedra durará menos que un telediario en noche de Champions, y diría que al PSOE le esperan duras horas en el rincón de pensar y el desierto penitente de las travesías bíblicas"

Opinión

Cien años de honradez, dicen
Foto: Julio Munoz
Jordi Bernal

Jordi Bernal

Periodista a su pesar y merodeador de librerías y cines. Autor del libro de crónicas Viajando con ciutadans (Ed. Triacastela, 2015)

Los eslóganes definitorios los carga el diablo. Fíjense si no en aquel “veinticinco años de paz” con el que el franquismo quiso celebrar su aniversario de sangre. Hay que ir con mucho tiento con la propaganda presuntuosa no acabe convirtiéndose en un oxímoron irrisorio de la familia del pensamiento navarro. Me refiero, claro está, al ufano siglo de honradez que pregonaban para sí, puño en alto, los socialistas de greña y pana. Con todas las precauciones que comporta una sentencia que todavía no es firme, podemos afirmar que el choriceo de los ERE suma y sigue en una historia de corruptelas muy poco honrosa. A ello se añade el detalle diabólico de que la trama de mangoneos estaba edificaba por unas personas supuestamente de izquierda que saqueaban unas partidas destinadas, en principio, a ayudar a trabajadores necesitados. Tanto llenarse la boca con la inmoralidad del credo y estos socialistas se comportan como infames pederastas con sotana. 

Tengo para mí que el Gobierno Picapiedra durará menos que un telediario en noche de Champions, y diría que al PSOE le esperan duras horas en el rincón de pensar y el desierto penitente de las travesías bíblicas. De momento, y si ninguna catástrofe lo remedia, ya pueden despedirse por décadas de la Junta de Andalucía. No creo, asimismo, que el votante con pinza les vuelva a salvar otras elecciones generales por mucho que señalen al ogro Vox de la cera de enfrente. 

Puede que con este panorama vaya siendo hora de pergeñar un manifiesto con el objetivo de poner los cimientos de un nuevo partido político de cariz socialdemócrata y ademanes liberales, centrado, laico, ilustrado, progresista, aseado, transparente y moderno, aunque sólo sea para reafirmarnos en el ácrata escepticismo cuando lo veamos nacer, crecer y finalmente arrojarse al vacío con alegre despreocupación. 

Más de este autor

Voces

«Sin la contribución de la cobardía social (así como de la ingenuidad de cierta izquierda paleolítica) la violencia nacida en el País Vasco, pero extendida a toda España, no hubiera podido durar tantos años»

Opinión

Más en El Subjetivo

José María de Areilza

The Algorithm fights back

«The most seasoned technologists warn, in any case, that a digital future will have to be tackled from within an Internet different from the one we know; a fragmented or broken net, known in English as ‘splinternet'»

Zibaldone

David Mejía

Galdácano’s Landscapes

‘Because that is the question: if Bildu is not HB, why do they insist on looking like they are? Why not expel Sortu from the coalition and name a true man of peace, who condemns violence in no uncertain terms?’

Opinión