The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Ciudadano americano

Recuerdo el sentimiento, entre la incomprensión y la indignación, que me causaba en mi infancia ver en alguna película a un personaje advirtiendo a la autoridad local: “Soy ciudadano americano”. Sólo después pude comprender que quien lo dijese se sabía respaldado por el gobierno del país más poderoso sobre la tierra. Es uno de esos pensamientos que te hacen ver que ya no eres un niño.

Otra de las frases que formaban parte de la forma de ser de los Estados Unidos y que se han trasladado al cine es eso de que “América” (esa brutal sinécdoque) no negocia con terroristas”. Ahora resulta que sí, que bajo la égida de Obama, no hay terrorista en el mundo que no tenga la esperanza fundada de hacer un buen negocio con el gobierno de los Estados Unidos. En el Departamento de Justicia hay sospechas de que el pago de 400 millones de dólares a Irán, protector de grupos terroristas, puede suponer un rescate. Hay otros 1.300 millones bajo sospecha.

Los rescates convierten la actividad terrorista en un negocio, y la alimentan proveyéndoles de medios. Hoy, un “ciudadano americano” es un reclamo para los delincuentes organizados.

Más de este autor

Los gritos

"Ortega Smith ha meado fuera del tiesto. El día estaba dedicado a una violencia específica de las que sufren algunas mujeres"

Más en El Subjetivo

Adictos a la desinformación

"La escenificación de una mentira es clave para trasladarla a la escena de lo debatible. Por ello, y conscientes de que la veracidad de sus afirmaciones se mantiene en cuarentena, la ultraderecha suele apostar por la convicción"