Maria Munoz

Cuando Venezuela fabrica pobreza

"Los sistemas intervencionistas siempre piensan en los pobres. Por eso crean millones de ellos cada año." (Daniel Lacalle, economista). "Mientes", dirán los partidarios del régimen bolivariano.

Opinión

Cuando Venezuela fabrica pobreza

«Los sistemas intervencionistas siempre piensan en los pobres. Por eso crean millones de ellos cada año.» (Daniel Lacalle, economista). «Mientes», dirán los partidarios del régimen bolivariano.

«Los sistemas intervencionistas siempre piensan en los pobres. Por eso crean millones de ellos cada año.» (Daniel Lacalle, economista)

«Mientes», dirán los partidarios del régimen bolivariano exhibiendo halagados el informe de la CEPAL en el que dice que Venezuela ha conseguido reducir su tasa de pobreza un 6,3% del 2006 al 2012 (último dato registrado).

Lo que no dirán es que esa reducción de la pobreza no se atribuye al mayor crecimiento económico del país, como ocurre en otras regiones latinoamericanas, si no a la enorme inversión social realizada por el Gobierno -las llamadas «misiones»- a costa de aumentar el gasto público un 6% en ese mismo período 2006-2012. Los datos son para llorar. Después del período comprendido entre 2001 y 2005 Venezuela ha tenido un crecimiento económico menor que el de otros países. La CEPAL estima que el país tendrá el crecimiento económico más bajo de toda la región en 2014.

Pese a quien pese, Venezuela fabrica pobreza. Y resulta paradójico siendo uno de los países más ricos en recursos del mundo y donde el 50% de sus ingresos viene del petróleo. Y más paradójico aún cuando el precio del barril de petróleo ha multiplicado por diez su precio durante los últimos años.

La principal causa es la inflación, que cerró el 2013 en 56,2%, la tasa más alta del mundo. Inflación provocada por las continuas devaluaciones de la moneda nacional. Siete en diez años que han llevado al cambio bolívar/dólar americano de 1,6 en 2003 a 6,30 en 2013 (en el mercado negro llega a alcanzar los 25$). Sin duda, la devaluación trae inflación y pobreza en lugar de competitividad y riqueza.

Los venezolanos lo tienen todo. Economía basada en la importación, en la subvención, en la devaluación, en el endeudamiento, en la dependencia del petróleo y en el aislamiento económico. Economía de la hiperinflación. Cuentan además con un índice de criminalidad récord, cortes de electricidad, control de precios y control de cambio. Y a todo esto suman unas estanterías vacías, un desabastecimiento en tasas nunca vistas. El índice de escasez del Banco Central de Venezuela se sitúa en el 28%, el doble que hace cuatro años. Uno de cada cuatro productos en Venezuela no puede ser adquirido ni sustituido. Y es que, como decimos, en términos de pobreza los venezolanos lo tienen todo.

Más de este autor

Cuando heredar no es un chollo

Además de la tristeza que supone la pérdida de un ser querido, nuestro bolsillo podría sufrir un revés de importante calado si como herederos aceptamos el legado sin conocer el caudal del mismo.

Opinión

Cuando Grecia es un grano

«Grecia era un grano, Portugal es un forúnculo y España es un tumor. No puedes arreglar una crisis de deuda con austeridad y más deuda». Peculiar metáfora la del señor Gross para referirse a la situación de crisis de la €urozona.

Opinión

Más en El Subjetivo

Daniel Capó

Ser padres

«La paternidad consiste en volver a aprender para terminar sabiendo algo más que al principio»

Opinión