Eugenia Karolyi Popcev

Cuando yo sea grande...

Yo quería ser cantante... Di tú. Realmente me creía que cantaba bien, tanto que hasta grabé un par de canciones escritas por mi que no están del todo mal. Después me dio por ser actriz. Qué vergüenza a mi intelectualidad aparente.

Opinión

Cuando yo sea grande...

Yo quería ser cantante… Di tú. Realmente me creía que cantaba bien, tanto que hasta grabé un par de canciones escritas por mi que no están del todo mal. Después me dio por ser actriz. Qué vergüenza a mi intelectualidad aparente.

A todos nos hicieron esta pregunta en varias etapas de la vida, yo quería ser cantante… Di tú. Realmente me creía que cantaba bien, tanto que hasta grabé un par de canciones escritas por mi que no están del todo mal. Por ahí se las enseño a Alejandro Sanz y las mete en su disco, ¿quién sabe? Jaja. Después me dio por ser actriz y sí, trabajé en un par de «culebrones» por ahí, y hasta de extra en una película de Paris Hilton hice. Qué vergüenza a mi intelectualidad aparente.

El caso es que los chicos quieren ser futbolistas; las niñas, profesoras, y esto me recuerda a un par de amigas del colegio. Según una encuesta de Adecco, los niños prefieren que su profesión tenga un reconocimiento social (20,7%). Las chicas, en cambio, quieren dedicarse a labores que implican ayudar a los demás (24,3%). Interesante. Yo soy como un poco de ambos.

En julio del 2010, trabajaba en una agencia de comunicación en México, después de haber estudiado periodismo y un Master en cine, me resigné a sentarme durante 8, 9, 10 horas al día en un escritorio para vender un producto que no era mío. Durante el Mundial de Sudáfrica llevé la campaña de Pepsi y fue cuando encontré mi verdadera vocación. Como no puedo ser futbolista porque no sé patear un balón ni que me ponga los botines de Messi… decidí ejercer mi carrera como periodista y empezar a perseguir a los que sí saben patear alrededor del mundo. Cuatro años después aquí estoy, escribiéndoles desde Bristol, Connecticut, un pueblo donde no hay mucho más que la casa del medio líder mundial en deportes, ESPN.

Supongo que si formo parte de ese 24,3% que quiere ayudar a los demás. Ayudarlos a entender, sobre todo a las mujeres, la esencia y lo maravilloso detrás del deporte más bonito del mundo. Hoy empiezo un nuevo sueño profesional en mi vida, aunque con certeza no lo imaginaba cuando tenía la edad de la niña de la foto. Si mal no recuerdo, a esas edad, quería ser parte del Babysitters Club.

Más de este autor

Sentencia dibujada

¿En que época estamos viviendo? Todos con el móvil de última generación, pero con una mentalidad pre-histórica que a los homo sapiens les daría pena ajena.

Opinión

2015 que te como

El hashtag #2015quetecomo ha sido trending topic en España desde el 31 y me gusta el hambre que tienen todos de comerse el mundo, espero que en marzo sigan igual de hambrientos.

Opinión

Más en El Subjetivo

Víctor de la Serna

Al borde de la violencia

«Ahora mismo estamos de nuevo en plena orgía de memoria histórica manipulada, para –como siempre- tapar los problemas reales de un país que no ha acallado a ninguno de sus demonios»

Opinión