José María Albert de Paco

De memoria

Les propongo un ejercicio insólito. Se trata de anotar a todas las víctimas de ETA que puedan recordar por el nombre y, al menos, el primer apellido. Un memorial, en efecto, tan voluntarioso como injusto y escuálido.

Opinión

De memoria
José María Albert de Paco

José María Albert de Paco

De pequeño, en la playa, solía entretenerme yendo y viniendo de lo hondo con algo que demostrara que había estado allí. Fue aquella mi primera escuela de periodismo.

Les propongo un ejercicio insólito. Se trata de anotar a todas las víctimas de ETA que puedan recordar por el nombre y, al menos, el primer apellido. Un memorial, en efecto, tan voluntarioso como injusto y escuálido. Una afrenta, en verdad, para quienes quedan excluidos. En aras de un cierto decoro, me impuse  la obligatoriedad de no infestar la lista de perífrasis. El niño aquel, los músicos militares de Barcelona, uno al que vigilaba un cura, los dos polis de Roses (¡la Donostia catalana, llegó a decir el forense Marc Álvaro!), los niños del cuartel de Zaragoza, el cuartel de Vic, Hipercor. No. Una vida, me dije, merece un anclaje nominal (eso que en los periódicos, y a propósito del fútbol, dimos en llamar ficha técnica, y que también recogía las principales incidencias del encuentro). Qué menos que un nombre. Éstos son los  míos y, obviamente, llevan incorporada (adosada) la gran incidencia de sus biografías.

Joseba Pagazaurtundúa, Isaías Carrasco, Melitón Manzanas, Irene Villa, Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco, Luis Carrero Blanco, José Antonio Ortega Lara, Carlos Palate, Diego Estacio, Ramón Baglietto, Alberto Jiménez-Becerril, Ascensión García Ortiz, Ernest Lluch, Fernando Buesa, Fernando Múgica, Miguel Ángel Gervilla, Manuel Broseta, Carmen Tagle, Ricardo Sáenz de Ynestrillas, María Dolores González, Emiliano Revilla, Julio Iglesias, Pilar Elías, Enrique Casas, José Luis López de la Calle, Cosme Delclaux, José Luis Caso, Gorka Landáburu.

Más de este autor

En el nombre del Bola

«Cuál de los dos Iglesias prohijará esa reforma, ¿el antiguo Vecino de Vallecas o el propietario del chalé de Galapagar?»

Opinión

Más en El Subjetivo

Juan Claudio de Ramón

Volver de Roma

«Cuando le preguntaron por el plazo razonable que el viajero debe darse para visitar Roma, la respuesta del gran medievalista alemán Ferdinand Gregorovius fue encogerse de hombros: ‘Yo solo llevo aquí treinta años’».

Opinión

Josu de Miguel

Estado Español

«La proliferación del sintagma «Estado español» muestra la torpeza de una cierta clase política e intelectual que, pretendiendo combatir el franquismo cambiando el nombre de las cosas, ha terminado coreando su propia terminología»

Opinión

Lea Vélez

La distancia

«¿Es la imagen de una persona, por muy en directo e interactiva que sea… la persona? ¿Y es ese alimento intelectual igual de nutritivo?»

Opinión