Jordi Bernal

Días de vacaciones

«El nuevo Gobierno está confeccionado para la salida de la pandemia y un escenario de reactivación económica con fondos europeos de por medio»

Opinión

Días de vacaciones
Foto: FEDERICO PARRA| AFP
Jordi Bernal

Jordi Bernal

Periodista a su pesar y merodeador de librerías y cines. Autor del libro de crónicas Viajando con ciutadans (Ed. Triacastela, 2015)

Empiezan las vacaciones pero se suceden las sorpresas. La pandemia sigue desbocada sobe todo en Cataluña y no hace más que crecer en una gigante y juvenil quinta ola. Sánchez ha provocado una crisis de Gobierno que significa la ascensión de Nadia Calviño, responsable de Asuntos Económicos, a número dos plenipotenciaria.

Se va Carmen Calvo y se queda la independiente Calviño como la gran vicepresidenta de los números y las cuentas. Sánchez, de esta manera, se lo juega todo a la recuperación. El nuevo Gobierno está confeccionado para la salida de la pandemia y un escenario de reactivación económica con fondos europeos de por medio. También la salida de Iván Redondo, pieza clave en el equipo del presidente, ahonda en la tesis de que Sánchez busca el borrón y cuenta nueva con esta remodelación.

Queda por ver cómo irá la mesa de negociación para resolver el llamado conflicto catalán. Después de los indultos, será la gran prueba de Sánchez en la recta final de la legislatura. Se la juega a una sola carta. De ello saldrá reforzado o debilitado para las próximas elecciones. Según las últimas encuestas, el bloque de la derecha podría sumar una mayoría absoluta que darían al traste con las aspiraciones de la izquierda de revalidar mandato. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer. Si se produce una mínima recuperación económica y el asunto catalán se encauza, Sánchez todavía tiene posibilidades de obtener una nueva victoria en las urnas. 

Por otra parte, en Cuba miles de personas salen a la calle al grito de «libertad» y se enfrentan a los secuaces de la dictadura comunista. Está por ver cómo acaban las protestas, pero de momento son un ilusionante llamamiento a la insurrección frente a un régimen que ya dura demasiadas décadas con el adversativo beneplácito de cierta progresía occidental. 

 

Más de este autor

Una mesa sin diálogo

«La cosa pinta a un paripé que tiene como objetivo seguir mareando la perdiz y asegurar la legislatura de Sánchez»

Opinión

Al final de la escapada

«La Diada de este fin de semana pinta a un final de la escapada en la que el tono reivindicativo no llegará a esconder una evidente fatiga y frustración de un movimiento que se creyó todo y no es más que una parte minoritaria de una región que vivió -qué duda cabe- días mejores»

Opinión

Más en El Subjetivo

Ricardo Dudda

Quema tu mascarilla

«Una regla de las políticas públicas es que una vez que algo está implantado es difícil dar marcha atrás. En España hemos seguido con diligencia las normas»

Opinión