Raul Tola

Dictadura, punto com

Su invento resultaría una plataforma que democratizaría la información y la opinión, rompería los diques del pensamiento monopólico y facilitaría la existencia de los movimientos de protesta

Opinión

Dictadura, punto com

Su invento resultaría una plataforma que democratizaría la información y la opinión, rompería los diques del pensamiento monopólico y facilitaría la existencia de los movimientos de protesta

Con la promulgación del decreto que establece multas contra los ciudadanos que empleen Internet para criticarlo (4.000 euros si es por Facebook), hagan comentarios que podrían interpretarse como «propaganda contra el Estado» o publiquen mapas que no incluyan reivindicaciones territoriales, el gobierno de Vietnam se afilia a las prácticas de otras tantas satrapías del mundo, temerosas del impacto que la libre crítica en la red pueda tener sobre su estabilidad. De todos, quizá el caso chino sea el más emblemático: el mayor usuario de Internet del mundo con más de 604 millones de internautas, es al mismo tiempo el más represor, y hasta establece penas de cárcel para quienes divulguen rumores que las autoridades consideren «perjudiciales».

Dudo que cuando creó la red en 1990, Tim Berners-Lee hubiese podido anticipar la inmensa revolución en las comunicaciones que iniciaba. O que su invento resultaría una plataforma que democratizaría la información y la opinión, rompería los diques del pensamiento monopólico, garantizaría la publicidad de las disidencias y facilitaría la existencia de los movimientos de protesta. Ni que los gobiernos del mundo la aprovecharían para espiar a sus ciudadanos y a los extranjeros.

Convertido en uno de los mayores críticos de la vigilancia de Internet, hace muy poco Berners-Lee presentó un reporte sobre los países que mejor la usaban, con resultados bastante preocupantes. De 81 países analizados, el 94% no controlaba adecuadamente las interceptaciones gubernamentales a la red, y el 30% filtraban contenidos políticos o los bloqueaba.

Hace poco se hizo pública una primera lista de cinco Estados enemigos de Internet que incluye a Siria, China, Irán, Bahréin y Vietnam, y se estableció el 12 de marzo como Día Mundial Contra la Censura en la red. Supongo que lo que menos imaginó Tim Berners-Lee en 1990 era que el empleo de su invención terminaría por ser también uno de los índices más fidedignos para calcular la calidad o precariedad de las democracias en el mundo.

Más de este autor

Camaleón herido

La muerte de Phillip Seymour Hoffman es una de esas noticias tan tristes, repentinas y sorpresivas que uno no las termina de creer. Dentro de ese cuerpo blando y ese rostro bonachón anidaba un alma compleja y cargada de matices.

Opinión

Épica del derrotado

Rafael Nadal acaba de perder la final del Abierto de Australia a manos de Stanislas Wawrinka. Australia ha sido un calvario para Nadal, que ha demostrado como nunca esa épica de la lucha y sufrimiento.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María Marco

COVID-19: THE TEMPEST

He calleth to me from Seir: Watchman, what of the night? Watchman, what of the night? The watchman said, The morning cometh, and also the night: if ye will enquire, enquire ye: return, come. Isaiah, 21: 11-12

Zibaldone

Anna Maria Iglesia

Los diarios de mujeres: confinamiento y transgresión

“Cuanto me alegra escapar, para venir a mi página libre” escribía Virginia Woolf el 9 de noviembre de 1939 en su diario, que había comenzado en 1915 y que redactaría hasta el final de sus días, hasta que el 28 de marzo de 1941 decidiera quitarse la vida en las aguas del río Ouse. Escrito […]

Zibaldone