Raul Tola

Dueños de la red

Hoy ambas selecciones, que suman cuatro medallas de oro olímpico, numerosas Ligas Mundiales y varios Campeonatos del Mundo, están en lo más alto de los rankings de la FIVB

Opinión

Dueños de la red

Hoy ambas selecciones, que suman cuatro medallas de oro olímpico, numerosas Ligas Mundiales y varios Campeonatos del Mundo, están en lo más alto de los rankings de la FIVB

Aunque es cierto que, por su larga historia de éxitos y por la constante aparición de genios como Pelé, Zico o Ronaldo, a Brasil se lo conoce como el país del fútbol, es en un deporte muy diferente donde hace tiempo es la indiscutida potencia mundial. La asombrosa sucesión de triunfos de sus selecciones de voleibol comenzó con el oro olímpico que consiguió en Barcelona un inolvidable equipo masculino, que incluía nombres ilustres como Tande, Marcelo Negrão o Giovane Gávio. Pronto se sumaron a la fiesta las mujeres, y hoy ambas selecciones, que suman cuatro medallas de oro olímpico, numerosas Ligas Mundiales y varios Campeonatos del Mundo, están en lo más alto de los rankings de la FIVB.

Los títulos conseguidos en ambas ramas por Brasil en la Copa de Grandes Campeones, torneo que se juega cada cuatro años, en el año que separa las Olimpiadas de los Campeonatos del Mundo, entre los cuatro campeones de las confederaciones continentales con mejor calificación olímpica, el anfitrión Japón y un equipo invitado confirman la permanente renovación de ambos equipos. Leyendas como Giba y Murilo Endres han sido reemplazadas por los igualmente brillantes Wallace o Sidão, con similares resultados.

Conseguir la excelencia y mantenerla no ha sido una pura casualidad. Es producto de un trabajo muy profesional que la Confederação Brasileira de Voleibol comenzó en los años ochenta, y mantiene hasta nuestros días, comprendiendo la importancia de la televisión y la empresa privada, descentralizando sus torneos, invirtiendo en grandes centros de alto rendimiento y apostando permanentemente por las divisiones inferiores. Solo así se comprende que el viejo gigante del fútbol sea hoy en realidad el país del voleibol.

Más de este autor

Camaleón herido

La muerte de Phillip Seymour Hoffman es una de esas noticias tan tristes, repentinas y sorpresivas que uno no las termina de creer. Dentro de ese cuerpo blando y ese rostro bonachón anidaba un alma compleja y cargada de matices.

Opinión

Épica del derrotado

Rafael Nadal acaba de perder la final del Abierto de Australia a manos de Stanislas Wawrinka. Australia ha sido un calvario para Nadal, que ha demostrado como nunca esa épica de la lucha y sufrimiento.

Opinión

Más en El Subjetivo

Anna Maria Iglesia

Los diarios de mujeres: confinamiento y transgresión

“Cuanto me alegra escapar, para venir a mi página libre” escribía Virginia Woolf el 9 de noviembre de 1939 en su diario, que había comenzado en 1915 y que redactaría hasta el final de sus días, hasta que el 28 de marzo de 1941 decidiera quitarse la vida en las aguas del río Ouse. Escrito […]

Zibaldone