The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

El ala oeste de Quim Torra

"Cataluña se ha convertido en campo de batalla y conforme oscurecía, las calles de Barcelona se han llenado de hombres que no tienen nada que perder. La sonrisa ha terminado siendo la del Joker"

Foto: Josep Lago | AFP

El independentismo ya estaba dividido. Hace tiempo que desconfían entre ellos y se sienten traicionados. Los fieles a Quim Torra acusan a los girondinos de ERC de apoyarse en el Gobierno, de Rajoy primero y Sánchez ahora, para ponerse al frente de la Generalitat. Los republicanos, sin embargo, piensan que algunos jacobinos del PDeCAT y JxCat se han cargado el plan mandando a los sans culottes a las calles.

Cuentan desde el Parlament que la revolución de las sonrisas consistía en protestar pacíficamente en contra de la sentencia del procés y pedir la libertad de los presos. La hoja de ruta pactada entre unos y otros, antes de publicarse la sentencia, hablaba de condenar los actos violentos desde el primer minuto que sucedieran y poner en marcha el adelanto electoral. Según un dirigente de ERC, “esto no se ha cumplido”. Cataluña se ha convertido en campo de batalla y conforme oscurecía, las calles de Barcelona se han llenado de hombres que no tienen nada que perder. La sonrisa ha terminado siendo la del Joker.

Con un balance de altercados, saqueos, heridos y detenidos en un escenario de guerra, ¿dónde estaba el Gobierno de Pedro Sánchez?, se preguntaban los vecinos y el resto de españoles atónitos viendo los hechos. Llamando a la calma y evitando la aplicación de medidas extraordinarias, aun cuando toda la derecha le ha brindado a Sánchez su aplicación legítima.

Cuentan desde el Parlament que ya manifestaron al Gobierno la incomprensión de aplicar estas medidas. Según las fuerzas separatistas, esto hubiera echado “más gasolina” a los radicales. Así que aguantarían las protestas. Sin embargo, la situación se les fue de las manos a unos y a otros. Todos los tsunamis acaban mal. La cifra de agentes heridos y ciudadanos no hace más que aumentar. ¿Pactó el Gobierno con el Parlament no aplicar medidas extraordinarias? Silencio.

La ‘Operación diálogo’ iniciada por la ex vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha continuado todo este tiempo. Sólo ha habido un cambio en los interlocutores. “El Gobierno de Pedro Sánchez permanece informado de todo lo que sucede dentro del Govern”, aseguran fuentes conocedoras.

El vicepresidente Pere Aragonés informa casi a diario de la soledad en el ala oeste de Quim Torra. El presidente se queda sin apoyos y parte de los hasta ahora convencidos, se pasan al bando del adelanto electoral. Otro referéndum no tiene futuro y menos seguir alimentando las protestas en las calles. ¿Quo vadis Cataluña?

Cuentan desde el Parlament que hasta los propios constitucionalistas demandan el adelanto electoral. “Ese ha sido el plan de ERC desde el principio”, desvelan. Piensan que la autodeterminación tiene que hacerse por la vía legal. Aquí la brecha con Torra. Los republicanos buscan un cambio demográfico hasta tener la base electoral suficiente. Mientras, mantendrán el diálogo con el resto de fuerzas.

Si la ‘china’ en el zapato de Carles Puigdemont fue la CUP, amenazándole con romper el Govern si no convocaba el referéndum; la ‘china’ de Quim Torra se llama ERC y amenaza con la ruptura si no hay adelanto electoral. Una convocatoria que podría anunciarse este febrero, tras una fuerte parálisis institucional, para que los catalanes votasen en primavera.

Sin embargo, todavía quedan por resolver los próximos comicios del 10N con Sánchez cayendo en picado en los ‘trackings’ internos. La contención de Marlaska ante los episodios de violencia vividos en Barcelona pasa factura al PSOE en plena precampaña. Por ello, se apresuran a cambiar de pantalla e intentan que sea la exhumación de Franco la que condicione el debate electoral. El líder del PSOE vuelve a arropar a los suyos en mítines. Con la previsión de crecimiento rebajada y entregada a Bruselas, a Sánchez sólo le queda presumir de la exhumación como medida estrella cumplida en esta legislatura.

El arranque de la campaña, el 1 de noviembre, se acerca sin que amaine por el momento la tensión procedente de Cataluña. A esto se sumará el debate a cinco entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno, que tendrá lugar días antes de que se publiquen los nuevos datos de paro del mes de octubre. Las elecciones las carga el diablo, ya se lo advirtieron a Sánchez.

Más de este autor

Legislaturas cortas, apoyos efímeros

"En unos tiempos donde los sentimientos priman sobre el razonamiento, no cabe más que esperar, como espectadores, a la imprevisibilidad de las formaciones independentistas para conocer si hacen de la necesidad virtud"

Seguimos bloqueados

"Casado e Iglesias fueron los más hábiles en esta contienda aprovechando el despiste de Sánchez y los nervios de Rivera. Abascal, nuevo en estos lares, fue a la suya para mantener lo conseguido"

Más en El Subjetivo