Carmen Guitian

El amor es otra cosa

“Sé que él no quería herirme” dice Selena Gómez en su último videoclip llamado “The Heart wants what it wants” (El corazón quiere lo que quiere), tema muy sentimental sobre un amor fallido y tormentoso.

Opinión

El amor es otra cosa

“Sé que él no quería herirme” dice Selena Gómez en su último videoclip llamado “The Heart wants what it wants” (El corazón quiere lo que quiere), tema muy sentimental sobre un amor fallido y tormentoso.

“Sé que él no quería herirme” dice Selena Gómez en su último videoclip llamado “The Heart wants what it wants” (El corazón quiere lo que quiere), tema muy sentimental sobre un amor fallido y tormentoso.

Casi todas las canciones de amor tratan de amores que nos hacen sufrir, pocas lo hacen sobre lo felices que somos cuando estamos enamorados, quizás será porque las canciones sobre el desamor, el engaño o el deseo de recuperar lo perdido, hacen aflorar sentimientos que guardamos, ya que casi todos tenemos alguna herida en el alma.

“Sé que él no quería herirme” nos decimos a modo de consuelo, pero ¿de qué estamos hablando? ¿Es que acaso somos tan insensibles que herimos sin darnos cuenta?

A quien queremos justificar, a él porque mediante el típico ”juego del perro del hortelano”, ni contigo ni sin ti, si no te tengo, te adoro, pero si eres mía, me permito el lujo de ignorarte. Esa abominable capacidad que algunos hombres tienen para subirnos a las nubes simplemente para dejarnos caer cuando hemos creído tocar el cielo. O en realidad queremos justificar nuestra reiterada y voluntaria ceguera por no querer ver como agoniza nuestro amor , obsesionados por mantener a nuestro lado a quien amamos, por mucho dolor que nos infrinja, y empeñarnos en creer que todo marcha bien.

Lo siento, pero te ha herido y cuando amas de verdad no hieres. No anudes amor con dolor, crearas una mezcla explosiva que sólo causará dolor, el amor es otra cosa, aunque las canciones nos cuenten lo contrario.

Más de este autor

No quiero envejecer

A Dorian le daba miedo envejecer, sabía que el paso de los años le arrebataría sus rasgos perfectos, su increíble belleza y la tersura de su piel.

Opinión

Yerno o suegro

Los Chiíes, representantes de aproximadamente el 10% de los fieles del profeta, creen que su sucesor es Ali, yerno del profeta.

Opinión

Más en El Subjetivo