José Carlos Rodríguez

El CSI de Pedro Sánchez

Alberto Núñez Feijóo, candidato del partido de Feijóo a las elecciones gallegas, ha obtenido una resonante victoria electoral, y ha revalidado la mayoría absoluta que había alcanzado en 2011, cuando se presentaba por el Partido Popular. Y el nacionalismo contenido, más que moderado, del PNV, también ha mejorado sus resultados. Vemos cómo el euskobarómetro recoge un desplome del secesionismo en el País Vasco del 37 por ciento hace dos años al 24 ahora, mientras que en el Parlamento vasco los únicos partidos que tienen una idea nacional de España, si contamos con el PSOE, suman 18 escaños de 75. Los votantes han favorecido a los partidos de gobierno, pero no podemos extrapolar ese resultado a las próximas elecciones generales.

Opinión

El CSI de Pedro Sánchez
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

Alberto Núñez Feijóo, candidato del partido de Feijóo a las elecciones gallegas, ha obtenido una resonante victoria electoral, y ha revalidado la mayoría absoluta que había alcanzado en 2011, cuando se presentaba por el Partido Popular. Y el nacionalismo contenido, más que moderado, del PNV, también ha mejorado sus resultados. Vemos cómo el euskobarómetro recoge un desplome del secesionismo en el País Vasco del 37 por ciento hace dos años al 24 ahora, mientras que en el Parlamento vasco los únicos partidos que tienen una idea nacional de España, si contamos con el PSOE, suman 18 escaños de 75. Los votantes han favorecido a los partidos de gobierno, pero no podemos extrapolar ese resultado a las próximas elecciones generales.

Porque otra de las conclusiones de estos comicios es que en diciembre los españoles volveremos a votar. Pedro Sánchez nunca ha necesitado la realidad para mantener su obstinada posición. Según revela la periodista Ketty Garat, que cita fuentes cercanas a Sánchez, su entorno le da la vuelta a los resultados y dicen que han empatado en Galicia con el podemío y gobernarán con el PNV en el País Vasco. Y si los resultados han sido malos (los peores de la historia del PSOE en ambas regiones), es culpa de quienes han levantado la voz contra él. Da igual el mensaje; lo relevante es que Sánchez hace ver que no ceja en su estrategia.
Téngase en cuenta que al secretario general sólo le apoyan las federaciones perdedoras: Galicia, País Vasco, Madrid, Cataluña, Valencia (que gobierna con Compromís y ha sido incapaz de arrasar al corruptísimo PP regional)… Mientras que la oposición la tiene en las pocas regiones en las que está gobernando: Andalucía, Extremadura y Asturias. Dos derrotas más no le van a hacer cambiar. Lo más probable es que le dejen estrellarse por tercera vez, con lo que la historia del lunes, 19 de diciembre va a comenzar como los episodios de CSI, con un bello cadáver sobre el suelo.

Contexto

    Más de este autor

    Monarquía, pandemia y profilaxis

    «Desde que Nietzsche proclamó la noticia de que Dios ha muerto, las monarquías cristianas son sistemas políticos republicanos. Eso es lo que podrá salvar la monarquía en España, que Felipe VI y sus sucesores actúen como republicanos ejemplares»

    Opinión

    Marea baja

    «Pablo Iglesias ya está ahí, sentado en la mesa en la que se juega el poder, a punto de romper la baraja»

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Guillermo Garabito

    España de vacaciones

    «Es agosto y que Pedro Sánchez se haya ido de vacaciones, acogiéndose a esta sacrosanta tradición nuestra de que pase lo que pase habrá verano, es una cosa que me resulta estupenda contra lo que, sorprendentemente, le ha parecido a todos los demás; incluso con oleada de rebrotes y todo»

    Opinión