The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

El demonio de TASmania

El TAS ha dado al traste con el futuro deportivo más inmediato del F.C.Barcelona, que no podrá fichar hasta enero de 2016. Un año sin poder contratar a ningún jugador. Ello deja al club azulgrana en inferioridad de condiciones para competir al máximo nivel.

Este personaje de la Warner, Taz, está inspirado en un marsupial carnívoro cuyo apetito feroz y sus sonoros chillidos son su marca de la casa. Devora sin freno ni filtro y todos sus esfuerzos se centran en encontrar más y más comida. Este tornado animal engulle mientras chilla para hacerse notar. Y, desde luego, lo consigue. Un demonio. Un castigo si se mete en tu casa y arrasa con todo. Como el TAS, cuya sentencia ejemplarizante, desproporcionada y fuera de sí ha dado al traste con el futuro deportivo más inmediato del F.C.Barcelona, que no podrá fichar hasta enero de 2016. Un año sin poder contratar a ningún jugador. Ello deja al club azulgrana en inferioridad de condiciones para competir al máximo nivel. Un diablo que se ha metido en los despachos de entidad y cuyas consecuencias pueden ir más allá del vestuario y afectar a la actual junta directiva, que podría verse obligada a avanzar elecciones. Errores se han cometido, por supuesto, y hay que pagar por ellos pero esta sanción ha sido un disparo certero en toda la línea de flotación de un Barça que suma ahora, además, desasosiego y desconfianza en el terreno de juego. Los demonios familiares se multiplican a la par que el diablo se recrea en sus desgracias. De nada sirven las protestas nacionales e internacionales ni el apoyo de una Liga de Futbol de Profesional que parece querer ser la novia en la boda y el niño en el bautizo de todo lo que se cuece. En esta TASmania futbolística, el Barça ya pierde 1-0. Y no es posible ni el empate ni la remontada por el momento.

Más de este autor

Black Sunday

Una cuchillada por la espalda como la que mató a Jimmy. Una somanta de palos para los que siguen tolerando y mirando de soslayo la ...

Más en El Subjetivo

Insulina para agitados

"Si a alguno le empiezan a fallar las reservas de autocontrol en la Tebaida de su confinamiento, y comienza a sentir una insuprimible exigencia de salir de su cuarto, que no lo dude y se administre esta insulina para agitados"