The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

El horror vacui de Ciudadanos

Foto: Luca Piergiovanni | EFE

Juan Carlos Girauta ha escrito, en menos de 280 caracteres, lo siguiente: “Para que quede claro: Cs no pactará con el PSOE tras las generales. Decisión unánime de la Ejecutiva. Que sigan acariciando el lomo a los separatistas. Si votas Sánchez, traga Iglesias, Torra y Junqueras”. Con estas firmes palabras casi desmiente que pactará con el PSOE después de las elecciones generales. Y refrenda por completo la incertidumbre que se desprendía de la declaración de Albert Rivera, líder de Ciudadanos, tras conocer la feliz noticia de unos próximos comicios. Dijo sin ambages que “a Pedro Sánchez hay que mandarlo a la oposición; hoy no es un aliado”. Lo cual no aclara si lo será mañana, o si estará dispuesto a pactar con un PSOE liderado por otra persona. Girauta se refiere en su tuit al PSOE de Sánchez, pero otro socialismo es posible.

En realidad, ambos líderes no añaden nada que no sepamos. Ciudadanos no puede ir de la mano del rehén de Torra et al. Entonces, ¿por qué lanzan estos mensajes de desapego al doctor Sánchez? Es el viejo y poderoso horror vacui. La perspectiva de que Ciudadanos pactase con el PSOE convierte la papeleta al partido naranja en un voto nulo. Para hacer lo que ya hace el Partido Socialista, ¿para qué votar Cs, y no PSOE? Y, desde la rivera derecha, la perspectiva de ceder el voto al PSOE resulta aterradora.

El cálculo de utilidades del voto ha cambiado con el pentapartidismo. Como antes, sigue habiendo dos bloques y lo importante es ver cuál de los dos resultará victorioso. Sólo que ahora uno de los bloques está dividido, y Ciudadanos tiene que decidir dónde se coloca. A mi modo de ver, está claro: Si el eje es mantenimiento o no de la continuidad de España, Ciudadanos acompaña a Partido Popular y Vox. Y si el eje es izquierda-derecha, su sitio es en el lado opuesto a estas formaciones. En definitiva, Ciudadanos está llamado a cumplir la vieja aspiración de José Antonio de crear una izquierda nacional; sólo que es, o debe ser, una izquierda liberal, cosmopolita y partidaria de la ciencia y del progreso. Por eso Ciudadanos es el partido más necesario del panorama actual.

Hay dos ejes; uno sobre España y su Constitución, y otro de izquierda a derecha. Hoy el primero es más importante, y es el que explica el éxito de Vox en Andalucía. Hoy, si quiere superar el horror vacui, tiene que dejar claro que no cederá un centímetro ante la ofensiva secesionista, y eso quiere decir que no puede acercarse al PSOE ni con un palo.

Más de este autor

Más en El Subjetivo