Eugenio Fouz

El intenso paseo de los dos chavales nigerianos

No me imagino a esos dos críos yendo a la escuela así de tranquilos. Lo más probable es que hayan salido a darse una vuelta después de clase. A mí me parecen estar muy relajados para ir a la escuela, la verdad. Nadie echa el brazo por encima del hombro de un amigo ni camina hacia las aulas con esa calma interior que se desprende del movimiento parsimonioso de los pasos de los dos amigos congelados en el objetivo del fotógrafo.

Opinión

El intenso paseo de los dos chavales nigerianos
Eugenio Fouz

Eugenio Fouz

Netizen poet & blogger; profesor de Inglés. Soy twitter-adicto.

No me imagino a esos dos críos yendo a la escuela así de tranquilos. Lo más probable es que hayan salido a darse una vuelta después de clase. A mí me parecen estar muy relajados para ir a la escuela, la verdad. Nadie echa el brazo por encima del hombro de un amigo ni camina hacia las aulas con esa calma interior que se desprende del movimiento parsimonioso de los pasos de los dos amigos congelados en el objetivo del fotógrafo.

Ojalá fueran los chavales a aprender la lección con el aire de desenfado y la misma disposición curiosa de los nigerianos de pantalón corto. Por el contrario, en Occidente la mayoría de los pupilos acuden a los colegios de mala gana, no suelen hacer mucho caso a sus profesores y consideran la educación una obligación. Claro que Europa no es lo mismo que África. Lo normal en Europa no es quemar colegios ni secuestrar niños para adoctrinarlos en el pensamiento único. En Nigeria, los grupos terroristas como Boko Haram impiden que los chicos vayan a esos templos de recogimiento y sabiduría que son las escuelas por la amenaza que suponen para los violentos el conocimiento y la disidencia.

Cuando contemplo otra vez la imagen de los chavales caminando abrazados, sin prisa, me doy cuenta de la distancia que separa su mundo africano de nuestro mundo europeo. El gesto natural de uno de ellos mirando hacia un lado del sendero para ver quizás a un animal salvaje o a un árbol familiar extraña hoy en una sociedad occidental y moderna habituada al paisaje de caras abducidas por cristales con brillos, luces y música. Envidio la felicidad y la inocencia de la singular pareja, y déjeme decirlo también, envidio su libertad.

Contexto

    Más de este autor

    Dejen salir antes de entrar

    Los últimos días de clase, justo antes de empezar las vacaciones de verano, lo normal era volver a casa soñando despierto. Uno escribía sus planes sin necesidad de bolígrafo sobre las páginas en blanco de los meses de julio y agosto. Estos dos meses eran los meses más largos del año. La mayoría de los chavales de mi edad sabía que vería a Tarzán en la pantalla, pasaría una temporada en la playa, se aburriría a ratos, jugaría a la Oca y al Parchís y lograría ser más o menos feliz.

    Opinión

    Letra cursiva

    “Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Puedo escribir como si fuera el poeta chileno y dejar caer una estrella fugaz a su lado. Puedo afirmar que sé lo que significa estar enamorado porque, por extraño que parezca, Neruda en este poema habla de amor y desamor (que en el fondo son una misma cosa). Podría, en fin, reproducir líneas enteras de firmas ajenas y hacer creer al lector no cultivado que la disposición maestra de las palabras era mía. Mi memoria me mima.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Paco Reyero

    Kamala Harris, el origen y mucho más

    «En la política (y probablemente más en la política norteamericana) todo es pasajero: recuérdese el rechazo de George Bush padre a Ronald Reagan, del que luego fue fiel vicepresidente dos mandatos y sucesor presidencial»

    Opinión

    Ferran Caballero

    Que gane el campeón

    «Lo que celebra Nike, lo que celebra el progresismo, ya no es el progreso sino el presente, con todas y cada una de sus contradicciones y por muy terribles e injustas que puedan ser»

    Opinión

    Lea Vélez

    La fama alcanzable

    «La fama es un tema enorme, un asunto extraño, una frontera narrativa. No se ven igual las cosas desde aquel lado de la fama, desde el mundo del famoso»

    Opinión

    Aloma Rodríguez

    Vuelta al cole

    «La educación es uno de los asuntos sobre los que nunca estamos de acuerdo y, como sucede con otros temas importantes, se usa para agredir al adversario político»

    Opinión