José Carlos Rodríguez

El matrimonio McCloskey

«BLM, un movimiento abiertamente racista, y cuyas intenciones no pasan por evitar las muertes de los negros en las calles, está teniendo éxito en paralizar a la Policía»

Opinión

El matrimonio McCloskey
Foto: Jeff Roberson| AP
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

Mark y Patricia McCloskey blandieron sus armas ante una horda de manifestantes que habían entrado en su terreno. No sabemos qué intenciones traían con su asalto a la mansión de estos dos abogados; antes de que pudieran cumplir sus intenciones les detuvo la determinación de los McCloskey, más el fusil de asalto de Mark y la pistola de Patricia.

Esto ocurre a diario. La posesión de armas en los Estados Unidos evita unos dos millones y medio de crímenes violentos (tres millones, según un estudio ordenado por Obama), y salva unas 400.000 vidas anuales por los asesinatos que no se producen gracias al uso defensivo de las armas.

El porcentaje de estadounidenses que posee armas se mantiene estable en el entorno del 40 por ciento, según las cifras oficiales. Dado que la posesión de armas es objeto de interés por los políticos, esos datos pueden no reflejar del todo la realidad, pues muchos prefieren no decir que tienen armas, por si acaso.

Pero la venta de armas no deja de crecer. Desde 1998 se hacen comprobaciones de la identidad de los compradores de armas, cuando van a realizar una adquisición. De modo que es un dato correlacionado con las ventas finales. En 1999 hubo 9,1 millones de comprobaciones (background checks). En 2019 se habían alcanzado los 28,4 millones, y mediado 2020 se han acumulado 19,2 millones. A medida que estas ventas han aumentado, los crímenes violentos han bajado de forma consistente. La tasa de asesinatos fue reptando desde los años 60. En 1960 había 5,1 asesinatos por 100.000 personas al año, y llegó a doblarse en 1980. Y desde entonces ha caído hasta volver a los 5,0 en 2018.

Estas son las tendencias antes de que los alcaldes más progresistas de los Estados Unidos decidieran ordenar a sus Policías que refrenen sus actuaciones, y a anunciar que recortarán los fondos destinados a los departamentos policiales, en primera línea de lucha contra el crimen. Los ciudadanos estadounidenses han reaccionado a esa dimisión del Estado en su deber de protegerles comprando más armas que nunca. En junio se realizaron 3,9 millones de comprobaciones, de las cuales según la Fundación Nacional de Deportes de Tiro, el 40 por ciento se corresponde con compradores primerizos.

BLM, un movimiento abiertamente racista, y cuyas intenciones no pasan por evitar las muertes de los negros en las calles, está teniendo éxito en paralizar a la Policía. Pero por el momento no puede evitar que los ciudadanos pongan los medios para defenderse. Y para eso no es necesario ser propietario de una mansión, como el matrimonio McCloskey.

Más de este autor

Tocqueville en Cuba

«Lo cierto es que la dictadura de Batista dio paso a otra mucho peor; indeciblemente peor. Que los seis años de Batista se convirtieron en más de 60 de los Castro»

Opinión

Más en El Subjetivo

José Carlos Llop

A jugar...

«Parece que con los adultos empieza a ocurrir lo mismo y la necesidad de sentirse hippy y rural es una necesidad de primer orden. ¿Cuándo empezó todo esto?»

Opinión