Ricardo Dudda

El ministro iliberal

"La versión oficial del Gobierno es que lo que hay detrás de las críticas a Marlaska es un intento de destituir al Ejecutivo"""

Opinión

El ministro iliberal
Foto: Chema Moya
Ricardo Dudda

Ricardo Dudda

Periodista y miembro de la redacción de Letras Libres, columnista en El País y autor de "La verdad de la tribu". La corrección política y sus enemigos.

A veces la polarización está bien. Por ejemplo, cuando no estás en el Gobierno. La polarización, en ese caso, no es intransigencia sino rendición de cuentas y fiscalización del poder. El clima de crispación es una muestra del descontento con el Gobierno. En otras ocasiones, la polarización está mal. Por ejemplo, cuando estás en el Gobierno. La polarización, en ese caso, es un intento ilegítimo de tumbar a un Gobierno legítimo. Es lo que sostiene el Ejecutivo actual ante las críticas por el caso Marlaska (“Lo que pretendía [el ministro de Interior] es presionar para que el coronel cometiera un delito de revelación de secretos de funcionario público”, como explican aquí).

Un ministro anónimo decía en El País que “ninguno de nosotros pensaba que tendríamos que enfrentarnos a un ambiente golpista como este”. La versión oficial del Gobierno es que lo que hay detrás de las críticas a Marlaska es un intento de destituir al Ejecutivo. Claro. Cómo no querer echar a un Gobierno que permite algo así. Además, ¿no es la función de la oposición exigir dimisiones cuando el Gobierno es desastroso? Otro debate es cómo hacerlo o si tiene sentido pedir dimisiones siempre, sin importar si el Gobierno lo hace bien o mal. O si tiene sentido pedir algo así en mitad de una crisis (otra cuestión es que la oposición no suma en el Parlamento para proponer una moción de censura).

El Gobierno ha decidido el cierre en filas y echar balones fuera. Incluso Pablo Iglesias, con quien Marlaska ha tenido encontronazos en cuestiones como la política migratoria, ha apoyado al ministro de Interior. No es muy sorprendente: el vicepresidente siempre se ha sentido atraído por lo iliberal. El acto de Marlaska no se explica porque sea un ministro conservador o porque fue un juez propuesto por el PP, sino porque tiene tendencias iliberales. Y el iliberalismo, aunque puede ser de un signo u otro, no es ideológico: es decisionismo, poder sin controles, pura voluntad política.

Más de este autor

Cercas cancelado

«Según el relato independentista, los catalanes están oprimidos por los españoles y no existe la posibilidad de que haya catalanes (independentistas) oprimiendo a otros catalanes (no independentistas). Una vez construida esa idea interesada del privilegio, toda deshumanización vale»

Opinión

Más en El Subjetivo

Julia Escobar

Viajar es de pobres

«Desde que ingresamos en la UE y nos convertimos en el parque temático de Europa, en detrimento de nuestra industria, se ha convertido en uno de los pilares de nuestra subsistencia»

Opinión

Gregorio Luri

Asignaturas y disciplinas

«Se quiera o no se quiera aceptar, la misión de la escuela no consiste en llevar el mundo real a las aulas, sino en acelerar la adquisición de conocimientos del alumno en un ambiente artificial»

Opinión