Víctor de la Serna

El peor momento para flaquear

«Europa está atacada desde dentro por populistas, del comunismo de Podemos a la ‘neorreacción’ de Polonia y Hungría, que aprovecharán cada crisis para debilitar un sistema supranacional»

Opinión

El peor momento para flaquear
Foto: Dinuka Liyanawatte| Reuters
Víctor de la Serna

Víctor de la Serna

Periodista generalista a la antigua usanza, ha acabado especializándose en comunicación, cocina, vinos, baloncesto y las calles de Madrid.

En los medios informativos occidentales se sigue haciendo alegremente la elegía ‘post mortem’ de la Unión Europea porque su ritmo de producción y reparto de vacunas contra la Covid-19 ha sido bastante más caótico de lo previsto, haciendo más hincapié en ello que en la actitud groseramente insolidaria del Reino Unido, que ha recibido millones de dosis de la UE sin entregar ni una de las fabricadas en instalaciones británicas. Es de celebrar que se haya restablecido un mínimo de coordinación entre Londres y Bruselas para regresar a la cordura y que, si las cosas no se tuercen, recuperemos en la Unión un ritmo de vacunación correcto.

El mundo no está viviendo en medio de una tragedia para que algunos se aprovechen y azucen la descoordinación y las acusaciones mutuas. No es tiempo de vencedores y vencidos, sino de salvar vidas e intentar que la Humanidad regrese a lo más parecido a una normalidad ‘verdadera’ y no ‘nueva’. Pero es evidente que en tiempos así algunos, incluidas las fuerzas de extrema izquierda del mundo entero, vean una oportunidad para debilitar lo que queda de un entramado sólido y coordinado de democracias.

Europa está atacada desde dentro por populistas, del comunismo de Podemos a la ‘neorreacción’ de Polonia y Hungría, que aprovecharán cada crisis para debilitar un sistema supranacional, ahora un tanto estancado, cuyo objetivo después de dos atroces guerras mundiales eran aquellos sin duda quiméricos Estados Unidos de Europa o lo más parecido a una fuerza plurinacional unida en defensa de las libertades.

La llegada al poder de Joe Biden en Estados Unidos representa, paradójicamente, la mejor noticia para la unidad europea en mucho tiempo, y los dirigentes democráticos auténticos del mundo entero saben que la revitalización de aquel conjunto euroamericano tan debilitado en lo que va de siglo XXI por los diferentes errores en Asia, de Irak a Afganistán y sin duda a China, es una tarea fundamental para las libertades y para la recuperación socioeconómica en el mundo.

La postura de España no es la más airosa dentro del movimiento de fichas que está acompañando la pandemia, pero a veces surgen oportunidades insospechadas, desde la recuperación de las acciones contra la enfermedad en Bruselas hasta unas elecciones sin relación aparente con Europa en la Comunidad de Madrid. No es muchísimo aún, pero puede ser el punto de inflexión en un camino que en un cierto momento nos dio la impresión de llevar hacia la destrucción de las democracias parlamentarias y liberales.

Más de este autor

Ante una urgencia nacional

«Quizá el proceso iniciado por el órdago madrileño de Isabel Díaz Ayuso sirva de revulsivo y de regreso a un sistema de progreso»

Opinión

Más en El Subjetivo

Victoria Carvajal

Biden el radical

«Dadas las devastadoras secuelas sociales y económicas del coronavirus y el ritmo imparable de contagio en países como India, su ‘radicalidad’ puede que sea lo que el mundo necesita»

Opinión

Antonio García Maldonado

Los motivos de Biden

«Biden ha llegado a declarar muerto el mantra de la trickle-down economic imperante desde los 80 del siglo pasado, y se ha atrevido, en consecuencia, a proponer subidas de impuestos a los que más tienen para frenar una desigualdad que explica demasiadas cosas en la inestabilidad social y política de las democracias»

Opinión

Ferran Caballero

Libertaz

«La victoria de Ayuso es populista, dicen, y dicen bien en el sentido muy claro que es una victoria de los prejuicios del pueblo en contra de los intereses y los miedos y las presuntas responsabilidades de los dirigentes»

Opinión