Xiskya Valladares

El problema está en el corazón

Una joven francesa se suicida en directo por Periscope. Tenía 19 años y transmitió su suicidio a través de Periscope. Todos sus seguidores pudieron ver cómo se arrojaba a las vías de un tren de París y acababa con su vida. Según se dice, la habían violado y designaba a su agresor. ¿Una forma de protestar? ¿Necesidad de que el mundo hablara de ella? ¿Un desequilibrio mental?

Opinión

El problema está en el corazón
Xiskya Valladares

Xiskya Valladares

H. Xiskya Valladares. Intentando tender puentes, abrir diálogos, llevar a Cristo. Buscando las semillas del verbo esparcidas por el mundo. También entre ateos.

Una joven francesa se suicida en directo por Periscope. Tenía 19 años y transmitió su suicidio a través de Periscope. Todos sus seguidores pudieron ver cómo se arrojaba a las vías de un tren de París y acababa con su vida. Según se dice, la habían violado y designaba a su agresor. ¿Una forma de protestar? ¿Necesidad de que el mundo hablara de ella? ¿Un desequilibrio mental?

Periscope es una App de Twitter que permite emitir en directo por medio de video, al estilo del ya antiguo “livestream” o el nuevo “live video” de Facebook. Nació del viaje a Turquía de Kayvon Beykpour, el verano de 2013, cuando las protestas en la plaza Takshim. No encontraba por ninguna parte información en video de lo que ahí acontecía. Así se le ocurrió crear lo que hoy conocemos como Periscope. Hace ya varios meses Twitter le compró la App.

En principio los videos que grabas se borran al cabo de 24 horas pero quien los emite puede guardar una copia en su móvil. Esta es la razón por la que la Policía francesa intenta hacerse con el móvil de la chica suicida. Estas Apps suelen tener en su origen fines lícitos y buenos, y no deberían ser ningún problema. La dificultad surge cuando, como con todo, no sabemos usarlo para el bien. Imagino que surgirán adolescentes que transmitan palizas,  “graciosos” que se rían de la gente, delincuentes que quieran mostrar sus habilidades al mundo, etc. Y habrá quién eche la culpa a Periscope (o la App de turno) sin querer afrontar la verdadera raíz del problema: el corazón humano.

Sin embargo, Periscope también permite mostrar en tiempo real un evento en solidaridad con los cristianos perseguidos como el de la Fontana di Trevi hace dos semanas en Roma. O acercar la basílica de San Pedro a los católicos que no pueden viajar y permitirles pasar la Puerta Santa. O entrevistar en directo a un personaje de interés público, etc. Periscope es la televisión en la mano para los que no tenemos otro poder. Así como Twitter es la rotativa de los pobres. O Instagram la galería del anónimo. Vivimos en un mundo donde todos podemos tener voz, pero no sé hasta qué punto usamos esta oportunidad para hacerlo mejor.

Contexto

    Más de este autor

    Sociedad de ausentes

    La noticia dice que una niña de tres años, en Toulouse, ha muerto al tragarse un juguete de los huevos Kinder Sorpresa. Ya hay quien quiere responsabilizar a Ferrero del fallecimiento de la menor. Soy muy fan de estos huevos y sé que la empresa los cataloga para mayores de tres años y recomienda en su uso la supervisión de un adulto. ¿Dónde estaban los padres de la niña? ¿Quién la cuidaba en ese momento?

    Opinión

    Seguir al corazón

    Denis Yushin ha dejado a su mujer y su hija de seis años para recorrer el mundo con su moto cortando el pelo a cambio de combustible y comida. Hace falta mucha motivación para lanzarse a una aventura así. Otros dirán que más que motivación es mucha necesidad de protagonismo. No sé. No voy a entrar a juzgarle.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Juan Manuel Bellver

    Dabiz Muñoz, de Madriz al cielo

    «Este cocinero hiperactivo y empresario autodidacta de 41 años es un luchador que ha forjado su carrera a pulso, practicando una cocina de vanguardia desprejuiciada y radical, con una base inicial de inspiración asiática, que no admite concesiones ni medias tintas.»

    Opinión

    Álvaro del Castaño

    Plata o Plomo

    «Todo individuo tiene derecho a pensar como quiera en una democracia (pero ¡ojo!, no en un sistema comunista). Por ejemplo este artículo no podría ser publicado bajo un régimen comunista, yo sería inmediatamente reprimido»

    Opinión