Patricia F. de Lis

El pueblo armado siempre será vencido

La violencia no es, claro, patrimonio de Estados Unidos. Muchas sociedades cultural, económica y socialmente avanzadas son violentas, y también otras que no lo son e, incluso, comunidades de primates como los chimpancés muestran que la violencia forma parte de las relaciones sociales .

Opinión

El pueblo armado siempre será vencido

La violencia no es, claro, patrimonio de Estados Unidos. Muchas sociedades cultural, económica y socialmente avanzadas son violentas, y también otras que no lo son e, incluso, comunidades de primates como los chimpancés muestran que la violencia forma parte de las relaciones sociales .

Escribo estas líneas recién llegada a Estados Unidos, insomne, a la cinco de la madrugada, hora de la coste oeste. Enciendo el televisor en la esperanza de ver algún programa que me ayude a dormir. Pero lo que veo solo consigue despejarme aún más. El noticiero de la cadena Fox parece una serie policiaca: un tiroteo en Las Vegas mata a cinco personas, otro en California ha acabado con la vida de otras dos, se ‘celebran’ 20 años de la persecución de OJ Simpson tras el presunto asesinato de su esposa, varias redadas policiales acaban a tiros en los suburbios de Los Ángeles…

La violencia no es, claro, patrimonio de Estados Unidos. Muchas sociedades cultural, económica y socialmente avanzadas son violentas, y también otras que no lo son e, incluso, comunidades de primates como los chimpancés muestran que la violencia forma parte de las relaciones sociales que construimos cada día. Sin embargo, la garantía constitucional estadounidense de que todos los ciudadanos tienen derecho a portar armas fomenta y alimenta indudablemente esa violencia.

Por eso me sorprende que Pablo Iglesias, el triunfal rostro de Podemos, haya defendido el derecho del pueblo a portar armas, ya que la violencia no puede ser monopolio del Estado. La teoría sería fabulosa sino fuera porque se basa en la falacia de que existe un único ‘pueblo’, inteligente, incorruptible, maduro y bondadoso. Déjenme que les dé una noticia: no lo hay. Y la violencia alimentada con armas solo genera más violencia. Los sucesos en EEUU nos parecen frecuentes porque, lamentablemente, lo son.

Más de este autor

Demasiado poco, demasiado tarde

Se han publicado cientos de estudios, se han gastado millones de euros en cumbres climáticas, se han realizado protestas y manifestaciones; los que contaminan siguen contaminando.

Opinión

Los más locos del Parlamento Europeo

A mucha gente le parecerá indignante esta burla a la política europea en particular, y a la forma de hacer política, en general. Demasiadas cosas demasiado importantes se deciden en Bruselas y Estrasburgo, dirán, como para dejarlas en manos de locos y comediantes.

Opinión

Más en El Subjetivo

Beatriz Manjón

¡No, hije, no!

«El pensamiento crítico ha degenerado en sentimiento crítico y los eslóganes, ocurrencias socarradas en la paella de los cálculos electorales, han sustituido a las ideas»

Opinión

Ignacio Vidal-Folch

Igor el Ruso, en los campos de Teruel

«Vemos la cara banal del asesino, y en ese rostro de hechuras duras de un ser que dispara por la espalda a dos guardias civiles, y cuando éstos caen, se acerca a rematarlos, vemos un mal desinteresado y frío que parece negarse a cualquier idea. Esto, ¿no coloca a Igor no ya al margen de la sociedad sino de la humanidad?»

Opinión