Gabriel González-Andrio

Los silencios de Putin

Hay que ponerse en la piel de los familiares que han visto cómo sus hijos, nietos, novios, primos, hermanos, sobrinos, abuelos, tíos,…y amigos se han despertado con la noticia del atentado de vuelo de Malaysia Airlines, con ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur.

Opinión

Los silencios de Putin

Hay que ponerse en la piel de los familiares que han visto cómo sus hijos, nietos, novios, primos, hermanos, sobrinos, abuelos, tíos,…y amigos se han despertado con la noticia del atentado de vuelo de Malaysia Airlines, con ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur.

Hay que ponerse en la piel de los familiares que han visto cómo sus hijos, nietos, novios, primos, hermanos, sobrinos, abuelos, tíos,…y amigos se han despertado con la noticia del atentado de vuelo de Malaysia Airlines, con ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur.

Está claro que todos queremos saber la verdad. Porque un misil no se dispara solo y menos contra un avión civil repleto de pasajeros. Concretamente 295 personas asesinadas. Todavía escucho en no pocos medios hablar de “terrible siniestro” y  otros eufemismos. Esto es un atentado terrorista y punto. Todo lo demás, sobra.

Si se confirma que han sido los rebeldes separatistas pro-rusos, con la connivencia del gobierno de Vladímir Vladímirovich Putin, mucho me temo que estamos a las puertas de un gravísimo conflicto internacional. No soy capaz de ver el rédito que un hecho así puede dar a nadie.

La imagen donde aparecía el mandatario ruso charlando con Fidel Castro choca estos días con su silencio ante este atentado. ¿Va a hacer declaraciones? Nadie lo sabe. Dicen que quien calla otorga. Veremos si las pruebas incriminatorias dan positivo.

Mientras tanto, Obama aparece ante los medios pidiendo una explicación y amenza con tomar medidas. No sé a que tipo de medidas se refiere, pero a mí todo esto me suena a tirón de orejas. Y hasta la siguiente.

Algunos han saltado a la yugular de las televisiones por mostrar los cadáveres. Yo también estoy en contra del morbo gratuito, pero creo que era necesario mostrar las dimensiones de la salvajada. Porque, por desgracia, estamos inmunizados ante tragedias de este calibre. Y al poco nos olvidamos.

Las familias de las víctimas no lo olvidarán jamás. Ahora merecen saber qué pasó. Mis oraciones están con todos sus familiares. Es lo único que se puede hacer ante una atrocidad semejante.

Más de este autor

Descansen en paz

Algunos ya no respetan ni el “descanse en paz, amén”. Debo reconocer que en algunos velatorios a los que he asistido no hubiera sido extraño ver una escena como la foto que ilustra la noticia. No digo yo que velar a un cadáver se deba convertir en un paño de lágrimas, pero otra cosa es convertir aquello en una especie de mercadillo donde todos hablan a grito pelado.

Opinión

El padre del novio

Al parecer la idea nació del padre del impronunciable Üzümcüoglu, quien dijo al diario Serhat Kilis que espera que “si Dios quiere, esto llevará a otros a compartir sus fiestas de bodas con sus hermanos sirios”. Esto es un corazón gigante y lo demás son sueños quiméricos.

Opinión

Más en El Subjetivo

Jaime G. Mora

Las transiciones del rey

«¿Será Juan Carlos el rey que lideró la transición de una dictadura a una democracia, el que la aseguró el 23-F, y al mismo tiempo el rey que facilitó la transición de una monarquía parlamentaria a una república?»

Opinión

Daniel Capó

Hijos de la ira

«Las estatuas nos juzgan con sus ojos. Nos miran y nos observan sin decir nada, calladas como una sombra que pesa sobre nuestras conciencias»

Opinión