Jaime G. Mora

El triunfo del objeto

—Tú que trabajas con libros digitales —le digo a A.—, a ver si me puedes convencer de que son mejores que los de papel.

Opinión Actualizado:

El triunfo del objeto
Foto: Kathy Willens
Jaime G. Mora

Jaime G. Mora

Periodista. Política y libros en ABC. Lee periódicos en papel porque le gusta mancharse las manos de tinta.

—Tú que trabajas con libros digitales —le digo a A.—, a ver si me puedes convencer de que son mejores que los de papel.

 —No te puedo convencer de eso porque para mí responden a necesidades diferentes —me contesta—. El libro digital es algo muy práctico. Puedes llevar tantos libros como quieras en un único dispositivo. Si te vas de viaje, no es necesario que cargues con varios libros, solo necesitas un ereader. Si quiero leerme los Diarios de Alejandra Pizarnik en papel debo hacerlo, casi por obligación, en casa: es pesado cargar con las mil y pico páginas cada día. Un libro digital me lo puede solucionar. Además, me permite seleccionar fragmentos y encontrarlos con rapidez, no como en papel. Un ebook es especialmente útil en textos académicos. El hecho de poder vincular enlaces al libro hace que puedas enriquecerlo con un montón de contenido: así el lector puede explorar muchos hilos distintos solo con hacer un clic. Todo esto en  libros de formato convencional, con texto plano. En otro tipo de libros ya entran sonidos, imagen en movimiento… Eso solo te lo da un libro digitalme parece muy interesante de cara al público infantil. Luego está el deterioro, que nunca se da. No se agotan, siempre hay stock y puedes disponer de él cuando y donde quieras. Y puedes cambiar el tamaño del texto, el interlineado… es más cómodo para el lector, que lo modifica a su gusto. También promueve la lectura social, que se ha popularizado con el auge de los libros digitales. Consiste en compartir todo lo relacionado con la obra: subrayados, citas, opiniones… Aunque siempre se ha compartido contenido, con el asentamiento del ebook el asunto ha cogido grandesproporciones: muchos usuarios que probablemente ni siquiera conoces están recibiendo tu selección o tus comentarios. Incluso el propio autor. Hay un montón de plataformas de lectura social con éxito. Yo solamente uso Goodreads, pero están 24symbols, un modelo parecido a Spotify. Nubico y Anobii, enfocadas a recomendar y compartir contenido. Wattpad, dirigida a compartir historias. Hasta El País se subió al carro y creó Librotea. En 24symbols y Wattpad se lee exclusivamente en digital. Y también en todas las plataformas de creación de fanfic. En la lectura digital y todo lo que la rodea, Estados Unidos lleva la delantera. El problema del digital es que con las altas tasas de piratería (es facilísimo burlar un DRM) no se puede saber con certeza cuánto se compra. Eso no pasa en papel. Puedes ver a cinco personas leyendo el mismo ebookquizá solo una lo habrá pagado. Es algo descontrolado, como pasó con la industria de la música, por mucho que las editoriales se empeñen en pagar profesionales antipiratería.

 —Pero tú los Diarios de Pizarnik los tienes en papel —le digo por fin a A.

 —Sí, y los de Silvia Plath. Los tendría en ambos formatos, pero el libro en papel es un objeto. Yo de un autor que me gusta quiero tener el papel como un acto de posesión.

Más de este autor

Plata o Messi

«Tardaremos muchos años en volver a alguien tan bueno como él, puede incluso que nunca veamos a nadie como él, pero toda esta farsa de las lágrimas y los sentimientos es una cuestión de dinero»

Opinión

La España sin gotelé

«Vivir en una casa propia, sin compartirla con amigos sobrevenidos, ocupa todos nuestros desvelos. Da igual que sea pequeña, que no tenga piscina, nos conformamos con que no haya gotelé»

Opinión

Más en El Subjetivo

Juan Manuel Bellver

Dabiz Muñoz, de Madriz al cielo

«Este cocinero hiperactivo y empresario autodidacta de 41 años es un luchador que ha forjado su carrera a pulso, practicando una cocina de vanguardia desprejuiciada y radical, con una base inicial de inspiración asiática, que no admite concesiones ni medias tintas.»

Opinión

Álvaro del Castaño

Plata o Plomo

«Todo individuo tiene derecho a pensar como quiera en una democracia (pero ¡ojo!, no en un sistema comunista). Por ejemplo este artículo no podría ser publicado bajo un régimen comunista, yo sería inmediatamente reprimido»

Opinión