Eugenio Fouz

El último examen de la chica de la fila 9

Si es cierto que los ojos no mienten nunca, entonces la mirada de la joven pensativa dice que se encuentra muy lejos. Una interpretación sui generis del lenguaje no verbal expuesto por la chica de la fila 9 indicaría una melancolía fuera de lugar. Me arriesgo a afirmar que no está pensando en Aristóteles.

Opinión

El último examen de la chica de la fila 9
Eugenio Fouz

Eugenio Fouz

Netizen poet & blogger; profesor de Inglés. Soy twitter-adicto.

Si es cierto que los ojos no mienten nunca, entonces la mirada de la joven pensativa dice que se encuentra muy lejos. Una interpretación sui generis del lenguaje no verbal expuesto por la chica de la fila 9 indicaría una melancolía fuera de lugar. Me arriesgo a afirmar que no está pensando en Aristóteles.

Este año podría ser la última convocatoria de las Pruebas de Acceso a la Universidad para estudiantes como ella y los otros bachilleres de la fotografía. En el supuesto de que el sistema educativo actual tuviese continuidad los alumnos de Bachillerato del próximo curso académico tendrían que superar una Reválida al finalizar la etapa. Por otro lado, y siguiendo las condiciones requeridas por determinadas universidades los nuevos bachilleres podrían verse obligados a realizar exámenes de acceso específicos a cada facultad o quizás verse exentos de dichos filtros. La parte grata de esta medida sería que las universidades acogerían a los estudiantes hábiles en ciertas materias de tal modo que una calificación escasa no privase a la sociedad de un futuro médico, filósofo o maestro entregado a su profesión. Ciertos talentos y cualidades no deberían medirse de forma absoluta.

Cabría la posibilidad, no obstante, de mantener las Pruebas de Acceso a la Universidad como hoy. El sentido de cualquier evaluación hay que buscarlo en la valoración equilibrada del conocimiento teórico y la práctica. Una evaluación bien hecha distinguirá al alumno apto del alumno que no lo es. Toda evaluación ha de ser por definición estricta, objetiva y universal.

Por si acaso no se le había ocurrido pensarlo, estos exámenes no solo evalúan a los estudiantes sino también a sus profesores. Un día esos profesores también se quedaron ensimismados pensando qué querían ser cuando fueran mayores.

Más de este autor

Dejen salir antes de entrar

Los últimos días de clase, justo antes de empezar las vacaciones de verano, lo normal era volver a casa soñando despierto. Uno escribía sus planes sin necesidad de bolígrafo sobre las páginas en blanco de los meses de julio y agosto. Estos dos meses eran los meses más largos del año. La mayoría de los chavales de mi edad sabía que vería a Tarzán en la pantalla, pasaría una temporada en la playa, se aburriría a ratos, jugaría a la Oca y al Parchís y lograría ser más o menos feliz.

Opinión

Letra cursiva

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Puedo escribir como si fuera el poeta chileno y dejar caer una estrella fugaz a su lado. Puedo afirmar que sé lo que significa estar enamorado porque, por extraño que parezca, Neruda en este poema habla de amor y desamor (que en el fondo son una misma cosa). Podría, en fin, reproducir líneas enteras de firmas ajenas y hacer creer al lector no cultivado que la disposición maestra de las palabras era mía. Mi memoria me mima.

Opinión

Más en El Subjetivo

Anna Maria Iglesia

Los diarios de mujeres: confinamiento y transgresión

“Cuanto me alegra escapar, para venir a mi página libre” escribía Virginia Woolf el 9 de noviembre de 1939 en su diario, que había comenzado en 1915 y que redactaría hasta el final de sus días, hasta que el 28 de marzo de 1941 decidiera quitarse la vida en las aguas del río Ouse. Escrito […]

Zibaldone