The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

En el ojo del huracán

Dicen que las parejas ahora aguantamos menos porque no somos tan resignados como nuestros padres. Mentira. Es por Internet. Ya lo dice el refrán, "Ojos que no ven, corazón que no siente", y ahora lo vemos todo.

No hay nada más devastador en una relación que las redes sociales. Lo que ha unido Meetic lo separa Facebook. Lo que metiste gratis gracias a Badoo te sale caro cuando miras su edad en Tuenti. Estamos tan metidos en las redes sociales, que favear varios tweets de otra persona se considera cuernos. Estamos tan metidos en ellas, que no sé a qué esperamos para solicitar relaciones esporádicas de una hora de duración a través de Linkedin.

Las suegras de hoy en día ya no necesitan ser las malas de la película. Internet hace el trabajo por ellas. La bronca más grande que suele tener una pareja hoy en día es que el novio ponga 'Me gusta' en la foto de Instagram de otra mujer. Cada vez que una amiga me cuenta algo así les digo siempre lo mismo: tranquila, habrá que ver a esa chica en directo, que en persona no existe el filtro "Valencia".

Dicen que las parejas ahora aguantamos menos porque no somos tan resignados como nuestros padres. Mentira. Es por Internet. Ya lo dice el refrán, "Ojos que no ven, corazón que no siente", y ahora lo vemos todo. Y cuando digo todo, me refiero a todo. Hay perfiles de Badoo en los que echarle imaginación significa pintarle encima la ropa. Piénsenlo unos segundos, ¿cuántas veces han tenido una bronca por algo así? ¿Se imaginan sus relaciones de ahora sin internet? Que el único doble check que exista es el que se marca en el ticket de la compra para comprobar que no se nos ha olvidado el producto en el supermercado.

Concluyo esto con o pena pues mi novio me acaba de dejar por marcar Like en la foto de una mascota, en la de la boa constrictor de Nacho Vidal.

Más de este autor

Envidia de Fatwa

Cada vez que escribo un texto de ficción humorística me encuentro siempre con lo mismo: con la envidia de fatwa. Da igual si ...

Más en El Subjetivo