The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Envidia malsana

Lo dicho: qué envidia… Yo habría añadido que nadie llegó a la Luna en 1969, que la CIA mató a Kennedy y que la US Air Force destruyó las torres gemelas el 11-S. Todo en sólo 300 palabras.

Tengo que confesarlo sin rubor: la envidia me corroe. Aquí al lado encontrarán ustedes un brillante artículo satírico, de Historia-ficción, en torno a un asunto de actualidad que se presta como pocos a la sátira: el hilarante derribo de un avión civil sobre Ucrania, con apenas unos 300 muertos de nada.

Lo de la envidia viene a cuento de una grave deformación profesional mía: soy periodista de la vieja escuela, la anglosajona ésa de ‘facts are facts’, obsesionado con la exactitud de los datos en los que baso mis artículos. Y, por ello mismo, incapaz de tan brillante fabulación literaria.

Breve resumen del susodicho artículo: esa aerolínea malasia es muy sospechosa porque ya se le perdió un avión sobre el Pacífico, y ahora son los servicios secretos americanos los que se inventan que ha sido un misil. Además, ruso. Pero bien podría ser una operación ‘de falsa bandera’, especialidad de los yanquis: cometo yo el atentado, culpo a otro y así le puedo declarar la guerra. ¿La prueba? Que en 1898 Estados Unidos se hundió su acorazado ‘Maine’, culpó a España y nos robó Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

Yo, pobre periodista, sé que nadie en 116 años ha aportado una prueba de quién hundió el ‘Maine’, y sé que el misil que destruyó el avión malasio salió de zona totalmente controlada por los rebeldes prorrusos, como dicen también los países de la UE y no niega Putin, acusado con múltiples pruebas de haber regalado o dejado llegar a esos rebeldes los misiles tierra-aire que ya han tumbado varios aviones y helicópteros.

Lo dicho: qué envidia… Yo habría añadido que nadie llegó a la Luna en 1969, que la CIA mató a Kennedy y que la US Air Force destruyó las torres gemelas el 11-S. Todo en sólo 300 palabras.

Más de este autor

Aturdidos por la realidad

"Toparse de repente con la realidad de una sentencia judicial y de una violencia organizada en Cataluña significa un choque para el que Sánchez está singularmente mal equipado"

Más en El Subjetivo