Nestor Barreira

Esto merece un gabinete de crisis

Echo de menos un Gabinete de Crisis contra lo que veo y no me atrevo a nombrar. Es una granizada, inundación, una catástrofe diaria que mina nuestra moral y nuestra confianza como ciudadanos por eso echo de menos ese Gabinete de Crisis.

Opinión

Esto merece un gabinete de crisis
Nestor Barreira

Nestor Barreira

Subdirector de Actualidad en TELE 5.

Echo de menos un Gabinete de Crisis contra lo que veo y no me atrevo a nombrar. Es una granizada, inundación, una catástrofe diaria que mina nuestra moral y nuestra confianza como ciudadanos por eso echo de menos ese Gabinete de Crisis.

Llevo toda la mañana buscando algo bonito de lo que escribir saliendo un poco de la marabunta social que está sacudiendo el país. No lo he conseguido. Hay poco margen para la tranquilidad pero pienso que sí hay margen para la esperanza y para actuar.

Echo de menos un Gabinete de Crisis contra lo que veo y no me atrevo a nombrar. Es una granizada, inundación, una catástrofe diaria que mina nuestra moral y nuestra confianza como ciudadanos por eso echo de menos ese Gabinete de Crisis.

No sé a qué se espera para convocarlo. Sé que se convoca para casos extraordinarios pero es que tenemos la obligación moral de convertir algo que se ha convertido en normal a que se convierta en extraordinario e incluso a erradicarlo.

Eso, que no me atrevo a nombrar, ha sido y es peor que una epidemia de Ébola. Una película a la que hemos asistido impasibles. Hay que decir que se termine ya. Que sí, que todo esto merece un gabinete de crisis porque ni los que han podido atajar el problema lo han visto como algo anormal sin visos de solución. Precisamente porque consideraban que no había un problema. Pero habelas hailas.

Me niego a que otros también hagan bandera de una lucha que se tenía que haber convertido en Ley. Y si no la hay que se invente. Que no venga ningún Justin Bieber de la nueva política a decirme que me abre los ojos. Eres un aprovechado.

Me siento ciudadano y quiero pelear por mi dignidad. Que me den la fórmula y las herramientas. El que tenga ética que ejerza y el que no a “villa candado”. Porque la ética se enseña y se aprende pero ya no hay tiempo para los que no han aprendido. Neguémonos a darles más tiempo. No lo hay. Nunca máis.

Más de este autor

El año de “El Niño”

Lo peor que le puede pasar a la opinión pública es que le hagas creer que es tonta. Se cumple un mes del 20-D y tenemos al presidente en funciones con la agenda “muy libre” según él. Los analistas apuntan a que no le va muy bien formando gobierno.

Opinión

Como una patada en la entrepierna

Rompedores, histriónicos y demoledores… Friends marcó una época y la NBC amenaza con resucitarla. Una serie que fue capaz de plantear temas realmente espinosos para la sociedad de los 90 como la homosexualidad, el racismo o los conflictos de pareja. Vamos, de plena actualidad.

Opinión

Más en El Subjetivo

Anna Grau

Hambre de Girona

«La resistencia “galdosiana” de Gerona no es que haya sido borrada de la historia oficial catalana…pero sí se ha intentado que pase sin pena ni gloria»

Opinión