The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Etiquetas Calvo

"Toda mujer que pertenezca a los círculos infernales del conservadurismo político está incapacitada para la defensa de los derechos de la mujer"

Foto: Emilio Naranjo | EFE

Dice la vice Calvo, en su célebre modo dicharachero, que el feminismo pertenece única y exclusivamente al socialismo y por extensión a la “genealogía progresista”, bonita. Vino a advertirles a las maléficas señoras de la derecha (no podemos menos que imaginárnoslas de permanente, tintineo diamantino y cruel visón taconeando Serrano con su Alcázar bajo el brazo) que apartaran sus sucias manos de las obras completas de Simone de Beauvoir, patrimonio exclusivo de las luchadoras acérrimas por los derechos superlativos de las féminas. Entre ellas tenemos que contar a la eximia Calvo por el mero hecho de engrosar las filas del PSOE, porque dejó claro que no había excepción y que sólo aquellas que tengan a bien considerarse socialistas se lo han “currado” y pueden exhibir la condición de feministas.

En cambio, toda mujer que pertenezca a los círculos infernales del conservadurismo político está incapacitada para la defensa de los derechos de la mujer. Calvo, además, fue un paso más allá y, en un alarde de paradoja chestertoniana, denunció el etiquetaje al cual, según siempre su inefable juicio, la derecha somete al inmaculado movimiento feminista. Así pues, la autenticidad está garantizada por la pureza ideológica, y el mero hecho de presentarse como izquierdista reviste a la particular de la necesaria pátina de genuina amazona de la noble causa.

Repetimos que, aparte de sus desinhibidas y prejuiciosas declaraciones, no sabemos a ciencia cierta qué ha hecho Calvo en la lucha histórica de las mujeres por enterrar desigualdades nacidas de una necia concepción sexista de la sociedad. En cualquier caso, tenemos noticia de que su alocución se enmarcó en los actos de celebración del 140 aniversario del PSOE. Ya saben, ese partido profundamente antifranquista que estuvo de vacaciones pagadas durante los cuarenta años de dictadura franquista. Y el resto del tiempo, de cháchara calvo y tal.

Más de este autor

Reinado punk

"La serie mantiene el soberbio equilibrio entre el devenir histórico y la intrahistoria de los Windsor, que no deja de ser como la de cualquier hijo de vecino si le solventas a este las menudencias crematísticas y las cosas del comer"

Cien años de honradez, dicen

"El Gobierno Picapiedra durará menos que un telediario en noche de Champions, y diría que al PSOE le esperan duras horas en el rincón de pensar y el desierto penitente de las travesías bíblicas"

Más en El Subjetivo