Jordi Bernal

Etiquetas Calvo

"Toda mujer que pertenezca a los círculos infernales del conservadurismo político está incapacitada para la defensa de los derechos de la mujer"

Opinión Actualizado:

Etiquetas Calvo
Foto: Emilio Naranjo
Jordi Bernal

Jordi Bernal

Periodista a su pesar y merodeador de librerías y cines. Autor del libro de crónicas Viajando con ciutadans (Ed. Triacastela, 2015)

Dice la vice Calvo, en su célebre modo dicharachero, que el feminismo pertenece única y exclusivamente al socialismo y por extensión a la “genealogía progresista”, bonita. Vino a advertirles a las maléficas señoras de la derecha (no podemos menos que imaginárnoslas de permanente, tintineo diamantino y cruel visón taconeando Serrano con su Alcázar bajo el brazo) que apartaran sus sucias manos de las obras completas de Simone de Beauvoir, patrimonio exclusivo de las luchadoras acérrimas por los derechos superlativos de las féminas. Entre ellas tenemos que contar a la eximia Calvo por el mero hecho de engrosar las filas del PSOE, porque dejó claro que no había excepción y que sólo aquellas que tengan a bien considerarse socialistas se lo han “currado” y pueden exhibir la condición de feministas.

En cambio, toda mujer que pertenezca a los círculos infernales del conservadurismo político está incapacitada para la defensa de los derechos de la mujer. Calvo, además, fue un paso más allá y, en un alarde de paradoja chestertoniana, denunció el etiquetaje al cual, según siempre su inefable juicio, la derecha somete al inmaculado movimiento feminista. Así pues, la autenticidad está garantizada por la pureza ideológica, y el mero hecho de presentarse como izquierdista reviste a la particular de la necesaria pátina de genuina amazona de la noble causa.

Repetimos que, aparte de sus desinhibidas y prejuiciosas declaraciones, no sabemos a ciencia cierta qué ha hecho Calvo en la lucha histórica de las mujeres por enterrar desigualdades nacidas de una necia concepción sexista de la sociedad. En cualquier caso, tenemos noticia de que su alocución se enmarcó en los actos de celebración del 140 aniversario del PSOE. Ya saben, ese partido profundamente antifranquista que estuvo de vacaciones pagadas durante los cuarenta años de dictadura franquista. Y el resto del tiempo, de cháchara calvo y tal.

Más de este autor

Un chiste malo

«Instalados en la más áspera de las simplezas, la pareja de baile solo tiene en mente evitar el pisotón del otro»

Opinión

Trump en 'The Office'

«Trump como presidente de Estados Unidos nada tiene que envidiar al feliz mono suelto con dos pistolas cargadas»

Opinión

Más en El Subjetivo

José Carlos Rodríguez

No volverán

«Iglesias se coloca como medalla su deseo de acabar con la alternancia democrática. Sólo con eso mina la confianza en nuestra democracia. El golpe de Estado moderno sigue su curso»

Opinión

Aloma Rodríguez

Pongamos que hablo de Madrid

«Los afines al Gobierno central sacan la artillería –y motivos no les faltan– contra la gestión de Ayuso y así tapar sus propios errores; los contrarios, responden sacando datos que dan a entender que la cosa no es para tanto»

Opinión

Carlos Mayoral

Un invierno kunderano

«Las novelas de Kundera tienen la capacidad de extirpar al lector por completo de la realidad. A cambio, le ofrecen alojamiento en ese cosmos tan propio del escritor»

Opinión