Raquel Sastre

Falsos héroes

Veo la cara de Malala, una chica a la que los talibanes le dispararon en la cabeza por protestar ante la prohibición de que las niñas fuesen a la escuela y pienso, esto sí que es valentía y no lo de los toreros.

Opinión

Falsos héroes

Veo la cara de Malala, una chica a la que los talibanes le dispararon en la cabeza por protestar ante la prohibición de que las niñas fuesen a la escuela y pienso, esto sí que es valentía y no lo de los toreros.

Veo la cara de Malala, una chica a la que los talibanes le dispararon en la cabeza por protestar ante la prohibición de que las niñas fuesen a la escuela y pienso, esto sí que es valentía y no lo de los toreros. Hemos cambiando tanto el concepto de héroe, que si un señor le dona médula a un niño con leucemia, al que aplaudimos es a Cristiano Ronaldo por raparse el pelo. Aunque haya sido por piojos.

Los juglares tenían claro quiénes eran los héroes, aquellos que luchando consiguieron que la gente fuese un poco más libre. ¿Os imagináis que en vez de «El cantar del Mío Cid» el éxito de la época hubiese sido «Yo se la comí al Cid»? Nuria Bermúdez ha tenido más protagonismo en esta sociedad que Pedro Cavadas, cirujano capaz de transplantarte una cara. Sé lo que estaréis pensando, pero no puede cambiarle la cara a nuestra política porque él no trabaja con cemento.

Pero como siempre digo, la culpa es de los padres; esos que hacen cola de dos días con sus niñas de 13 años para que puedan ir al concierto de un chaval imbécil y drogadicto que lo mejor que podría hacer por esta sociedad es unirse al club de los 27. Esos padres que no les enseñan a comprender lo que es un héroe: es el que arriesga su vida por un bien ajeno, el que trabaja duro por nuestra educación, nuestra salud, nuestros derechos, y, si me apuras, esa vez que tu hermano se auto inculpó de algo que habías hecho tú para que no te castigaran sin viaje de estudios. Ellos son personas a las que admirar y no los que tenemos ahora: artistas, deportistas o gente que se ha follado a alguno de los anteriores. Sobre todo porque lo último no tiene ninguna dificultad o, si no, que le pregunten a Julio Iglesias.

Más de este autor

Las dos caras de la tecnología

Siempre he pensado que la tecnología y las redes sociales facilitan las cosas a la gente, pero a los que tienen (tenemos) la mente perversa, más aún. Da igual que seas un ladrón, un bromista o un infiel, siempre puedes sacarle provecho.

Opinión

Envidia de Fatwa

Cada vez que escribo un texto de ficción humorística me encuentro siempre con lo mismo: con la envidia de fatwa. Da igual si en el texto hay chistes sobre cristianismo, veganismo, homeopatía o ser de Murcia; siempre hay un grupo de personas que responden, cual energúmenos, a la ficción como si lo escrito fuese un dogma.

Opinión

Más en El Subjetivo

Jorge Freire

El enfenestrado

«Cuando a un político lo defenestran, lo destituyen; cuando a un ciudadano lo enfenestran, lo restituyen: en concreto, a una garita en la que le toca hacer guardia permanentemente»

Opinión