José Antonio Montano

Fama

Contaba Sabino Méndez en ‘Corre, rocker’ que, en los tiempos gloriosos de Loquillo y los Trogloditas, una fan llegó al hall de un hotel donde se encontraban los músicos y dijo: “¿Quién es Sabino Méndez, que me lo voy a tirar?”. Antes de que Sabino Méndez contestara, se levantó otro: “Yo soy Sabino Méndez”. Y subió con la chica a la habitación.

Opinión

Fama
José Antonio Montano

José Antonio Montano

Más escritor que periodista. Desclasado y centrifugador.

Contaba Sabino Méndez en ‘Corre, rocker’ que, en los tiempos gloriosos de Loquillo y los Trogloditas, una fan llegó al hall de un hotel donde se encontraban los músicos y dijo: “¿Quién es Sabino Méndez, que me lo voy a tirar?”. Antes de que Sabino Méndez contestara, se levantó otro: “Yo soy Sabino Méndez”. Y subió con la chica a la habitación.

A un amigo mío se le acercó una vez una venezolana en un garito de Fuengirola: “¡No me lo puedo creer! ¿Tulio Zuloaga?”. Mi amigo asintió, pensando que ser Tulio Zuloaga era algo bueno. Más tarde supo que así se llamaba un cantante famoso de Venezuela, y que en efecto se parecían. Pero aquella noche se limitó a montarse en el carrusel, tratando de hablar poco para no delatarse. Y no necesitó hablar mucho, porque todo se lo hacía ella. Incluido un polvo descomunal, según mi amigo, con una entrega absoluta y devota por parte de la chica que, además de placer, le produjo a él una melancolía tremenda. Se pasó meses suspirando: “El mejor polvo de mi vida no lo he echado yo, sino Tulio Zuloaga”.

He visto de cerca el fenómeno de la fama en dos amigos, uno feo y otro guapo. Los dos han follado en abundancia. Más el guapo, pero el otro tampoco se puede quejar. Trabajé como guionista con un actor ni guapo ni feo en una serie que se rodaba en invierno-primavera para que se estrenase en junio. “Ojalá pegue –decía el actor–, porque si tengo familla este verano me hincho”.

Al menos aquella serie en concreto, aquel verano, no pegó.

Contexto

    Más de este autor

    Solución de leyenda

    «El juicio de la historia será positivo, incuestionablemente. Posibilitó la democracia en España, que vivió en paz y prosperidad durante su reinado. Le gustaron además las mujeres y el dinero»

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Ricardo Dudda

    Para cuando vuelva el procés

    «Para cuando vuelva el procés, habrá que insistir en lo de siempre. Hay tres cuestiones centrales en el catalanismo que lo son también del independentismo, y que han protagonizado la actualidad en los últimos meses: la lengua, el Estatut y las infraestructuras.»

    Opinión