Cesar Cidraque Llovet

Fantástico

El dolor es natural, e incluso es saludable sentirlo. Pero de nosotros depende transformar el dolor en sufrimiento. Es una elección a la cual estamos tan acostumbrados que lo hacemos inconscientemente.

Opinión

Fantástico

El dolor es natural, e incluso es saludable sentirlo. Pero de nosotros depende transformar el dolor en sufrimiento. Es una elección a la cual estamos tan acostumbrados que lo hacemos inconscientemente.

Hace un par de años decidí que ya no quería ser pesimista. No me servía para nada. Lo cierto es que no tenía ni idea de cómo empezar a cambiar. Cómo transformar lo que me parecía una buena idea en actos. En algo práctico que pudiera controlar directamente. Pero se me ocurrió un método y decidí probarlo.

Consistía en valorar todo lo que me ocurría como “FANTÁSTICO”. Así, con letras bien grandes. Tal vez pueda parecer pueril, pero a día de hoy sigo aplicándolo –o lo intento- y los resultados son, pues eso, FANTÁSTICOS.

Cuando ocurre algo que a priori no debería gustarme, antes de razonarlo me digo que es fantástico. Y a partir de ahí empiezo a preguntarme porqué y a buscar respuestas. A veces son de una lógica aplastante. Otras…parecen absurdas o estúpidas. Pero el simple ejercicio es reconfortante y saben qué ocurre, que yo no quiero ser pesimista, ni optimista, ni realista, ni nihilista… Yo quiero ser feliz. Y me lo pongo lo más fácil que puedo.

Ejemplo: ha sido un día durísimo y me siento muy cansado. ¡FANTÁSTICO! Es fantástica la sensación que tendrás cuando por fin llegues a la cama, te tapes y respires relajadamente. Seguro que lo valorarás mucho aunque te duela todo el cuerpo.

Otro ejemplo: durante todo un verano tuve que realizar largas caminatas justo en el momento del día que más calor hacía. Pues FANTÁSTICO: porque valoraría mucho más la sensación de refresco cuando la tuviera, porque era imposible que en mi cuerpo quedara alguna toxina, porque tenía un color de piel magnífico y saludable…

Uno más: he dicho algo que no debía decir, he hecho algo que no debía hacer. Ahora no me siento bien. FANTÁSTICO: me estoy dando cuenta, puedo aprender, puedo tratar de hacerlo mejor la próxima vez. No soy perfecto y ni yo ni nadie tiene derecho a exigírmelo. Ningún error es un fracaso si has aprendido. ¡Estás creciendo!

Evidentemente hay situaciones dolorosas en la vida. El dolor es natural, e incluso es saludable sentirlo. Pero de nosotros depende transformar el dolor en sufrimiento. Es una elección a la cual estamos tan acostumbrados que lo hacemos inconscientemente. Nos dejamos llevar por nuestra mente, añadimos pensamiento al dolor y lo convertimos en sufrimiento. Y eso es algo que se puede aprender a controlar, de hecho es recomendable. Porque el sufrimiento y el pesimismo enferman al ser humano.

 

Más de este autor

El precio del valor

Yo pensaba que la principal tarea del político era la de servir al ciudadano. Que su principal herramienta es el pacto, el diálogo, la retórica.

Opinión

Más en El Subjetivo

Aloma Rodríguez

La invención del cine

«Lo que los Lumière inventaron y lo que echamos de menos ahora no son solo las películas, sino esa especie de rito laico e individual que, en cambio, funciona en conjunto, o funciona también en conjunto»

Opinión