Salvador Aragonés

Francia: libertad para espiar

Los socialistas claman al cielo cuando la derecha quiere hacer una ley que recorta libertades. Cuando la hacen ellos, la ley ya no va contra las libertades, es la Biblia. Amén.

Opinión

Francia: libertad para espiar

Los socialistas claman al cielo cuando la derecha quiere hacer una ley que recorta libertades. Cuando la hacen ellos, la ley ya no va contra las libertades, es la Biblia. Amén.

El presidente del Gobierno francés, Manuel Valls, ha conseguido barra libre, sin autorización judicial previa, para espiar. Fue apoyado por una mayoría aplastante de la Asamblea Nacional: 438 votos contra 86. Lo ha conseguido un gobierno socialista que tiene mayoría absoluta.

¿A quién podrá espiar? Si lo aprueban los órganos constitucionales apelados por los diputados contrarios, el gobierno francés, de acuerdo con su presidente, podrá espiar a todos los sospechosos de: yihadismo, terrorismo en general, los que atentan contra la integridad territorial de Francia (los independentistas de cualquier pelaje), los que propagan romper la unidad de la defensa nacional.

¿Cómo se podrá espiar? Mediante micrófonos, aparatos sofisticados que seguirán a coches, pisos, personas, en lugares públicos y privados, y las operadoras de telecomunicaciones deberán facilitar los metadatos. También se podrán efectuar registros en toda clase de edificios o viviendas, públicos y privados. Los jueces se enterarán después.

¿Quién podrá espiar? Los servicios de inteligencia, de seguridad y espionaje de la República.
La Ley, muchísimo más dura que la llamada Ley Mordaza española, ha sido ya tachada de “ley liberticida”. Se acabó la libertad: es lo que querían los enemigos de la libertad. Se nota que Manuel Valls ha sido ministro del Interior francés.

Un problema. Los servicios de seguridad y espionaje nunca tienen suficientes datos. Se gastan millones y millones. Al principio todo es por la causa de la seguridad de los ciudadanos, pero no tardan en espiar las vidas privadas de estos, con dossiers que sirven para pasto de los medios y campañas políticas o mediáticas.

El presidente François Hollande, más preocupado de las encuestas que de gobernar, ha recurrido la ley de espiar sin permiso del juez ante la polvareda que ha levantado. Los socialistas claman al cielo cuando la derecha quiere hacer una ley que recorta libertades. Cuando la hacen ellos, la ley ya no va contra las libertades, es la Biblia. Amén.

Más de este autor

Ada Colau reivindica el Ejército español

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona de Podemos, ha conseguido afianzar las enseñanzas militares en el Salón de la Enseñanza de la Feria de Barcelona, precisamente al criticar la presencia de las enseñanzas militares en dicho espacio ferial.

Opinión

Adiós, Sharapova ¿para siempre?

La tenista rusa, Maria Sharapova, ha dicho adiós al tenis por dopaje. ¿Será para siempre?

A esta tenista de cuerpo estilizado y tacones de cigüeña y minifaldas al vuelo, que ganó cinco Grand Slam (dos Roland Garros), no la veremos en los torneos. Consumió “meldonium”, un medicamento que se usa para prevenir la diabetes y la escasez de magnesio. En consecuencia, fortalecen la musculatura.

Opinión

Más en El Subjetivo

José Carlos Rodríguez

Unos ilusos fiscales

«Allí los guatemaltecos se preguntan cuánto me va a costar la generosidad de los políticos con mi dinero. Aquí, una mayoría de los incautos españoles nos preguntaríamos cuánto me va a tocar de ese gasto público»

Opinión

Carlos Mayoral

Cervantino Brines

«Sin duda la cara más luminosa de Brines es la que se ve reflejada en Cernuda, la que ansía una carne joven que ya no volverá»

Opinión