Jeronimo Jose Martin

Harold Ramis forever

Ayer, 24 de febrero de 2014, falleció a los 69 años el actor, guionista y director cinematográfico Harold Ramis a causa de una vasculitis inflamatoria autoinmune. Algunos recordarán a este cineasta de Chicago por sus divertidas interpretaciones en "Los cazafantasmas"

Opinión

Harold Ramis forever

Ayer, 24 de febrero de 2014, falleció a los 69 años el actor, guionista y director cinematográfico Harold Ramis a causa de una vasculitis inflamatoria autoinmune. Algunos recordarán a este cineasta de Chicago por sus divertidas interpretaciones en «Los cazafantasmas»

Ayer, 24 de febrero de 2014, falleció a los 69 años el actor, guionista y director cinematográfico Harold Ramis a causa de una vasculitis inflamatoria autoinmune. Muchos leerán hoy la noticia, y se preguntarán en qué consiste tan inquietante enfermedad y quién narices era Harold Ramis. No tengo respuesta para la primera pregunta. Pero la segunda puede contestarse a la española: Harold Ramis era el de «Atrapado en el tiempo».

Algunos también recordarán a este cineasta de Chicago por sus divertidas interpretaciones en «Los cazafantasmas» (1984), «Cazafantasmas 2» (1989) y una veintena más de comedias. Otros elogiarán su labor como guionista y director de «Una terapia peligrosa» (1999) y «Otra terapia peligrosa ¡Recaída total!» (2002), hilarantes parodias del cine de mafiosos y las tragicomedias psicoanalíticas de Woody Allen. Muchos menos sentirán nostalgia cuando lean que también escribió y dirigió la notable farsa «Mis dobles, mi mujer y yo» (1996) o las menos notables «El club de los chalados» (1980), «Las vacaciones de una chiflada familia americana» (1983), «Club Paraíso» (1986), «Rescate familiar» (1995), «Al diablo con el diablo» (2000), «La cosecha de hielo» (2005) o «Año uno» (2009). Incluso alguno destacará su labor como realizador de cuatro episodios de la serie «The Office».

Yo me quedo con «Atrapado en el tiempo» («Groundhog Day», 1993), también conocida en Hispanoamérica como «Hechizo del tiempo» o «El Día de la Marmota». En esa infravalorada fábula a lo Frank Capra, Ramis arrancó a Bill Murray y Andie MacDowell unas interpretaciones memorables, y nos hizo reír a carcajadas, obligándonos de paso a pensar -al ritmo de «I Got You, Babe», de Sonny and Cher, y «Pennsylvania Polka», de Frank Yankovic- sobre la verdadera felicidad y el sentido de nuestro trabajo y nuestras relaciones con los demás. Ya sólo por esto Harold Ramis merece ser recordado.

Más de este autor

Indignados al ataque

Nueve años después de triunfar con la espléndida comedia ‘Tiempo de valientes’, el bonaerense Damián Szifron confirma su potencia narrativa y visual con ‘Relatos salvajes’, que se ha convertido en el filme argentino más taquillero de la historia, y representará a su país en los Oscar y los Goya.

Opinión

‘Perdida’ o la forma sin fondo

Muchos andan deslumbrados con ‘Perdida’, el nuevo thriller de David Fincher, y lo sitúan entre los grandes filmes de la temporada y hasta de la década. Pero a mí me ha decepcionado.

Opinión

Más en El Subjetivo