Melchor Miralles

Harto de másteres y plagios

Lo de los másteres y los copies ya cansa. Pero todos sabemos que queda mucho, porque cada partido tenía su universidad de cabecera donde les daban el pase, la tesis y lo que fuera menester. Para ir prosperando ellos a costa de un sistema universitario y unos planes de estudios disparatados, y a costa de engordar sus currículos, porque ellos son muy de currículos, aunque no hayan currado en su vida, aunque solo sepan vivir del momio, eso sí, poniéndose estupendos y presentándose como gente respetable.

Opinión Actualizado:

Harto de másteres y plagios
Foto: F.Calvo/J.M.Cuadrado
Melchor Miralles

Melchor Miralles

Periodista, productor de televisión y cine y escritor. Le gusta leer, viajar, comer, o sea, un disfrutón de la vida.

Seguimos con los másteres y las tesis. Vuelve el de Casado, ahora con la Fiscalía que no quiere investigar, y en portada aún lo de Sánchez y lo que queda por ver y leer. Ahora los que mandan o aspiran a mandar en lo que andan es en adelgazar los currículos, cuando llevan años engordándolos. A mí lo que me llama la atención y me cabrea no es que copien o les hayan regalado títulos que no les sirven para nada, lo que me alarma es que buena parte de quienes nos gobiernan o aspiran a hacerlo no han trabajado en su vida, llevan viviendo de lo público desde que tienen uso de razón, están solo en la pelea interna de sus partidos esperando su momento, pero no se han tenido que levantar ni un día en su vida para salir a ganarse el pan, a crear puestos de trabajo, a gestionar empresas, lo que viene siendo a currar como curra todo el personal que no está en paro. Eso sí que es grave. Gestionan la cosa pública sin haber gestionado nada en su vida. Y así van las cosas. Porque lo malo de verdad no es todo lo que se ha robado con la corrupción, lo que nos ha dejado tiesos es la mala gestión de la Administración, el gasto desmedido, a costa de nuestros impuestos. Y ahí siguen. Y el personal pendiente de los plagios los copies y los títulos que les han regalado en tantas universidades que no debieran ni existir.

Aquí cada ciudad y cada pueblo tiene su Universidad, un disparate. La última sede universitaria que me encontré fue el otro día en Colmenarejo. Con todos mis respetos, ¿qué pinta una sede de la Universidad Carlos III en Colmenarejo? Me lo explicaron. Allí residía Gregorio Peces Barba, uno de los próceres de la Carlos III, y quería una uni en su pueblo, y ahí la tuvo. Construida además en la Avenida de Gregorio Peces Barba. Y así va la cosa. Porque no pagan ellos.

Lo de los másteres y los copies ya cansa. Pero todos sabemos que queda mucho, porque cada partido tenía su universidad de cabecera donde les daban el pase, la tesis y lo que fuera menester. Para ir prosperando ellos a costa de un sistema universitario y unos planes de estudios disparatados, y a costa de engordar sus currículos, porque ellos son muy de currículos, aunque no hayan currado en su vida, aunque solo sepan vivir del momio, eso sí, poniéndose estupendos y presentándose como gente respetable. Porque son endogámicos, se la maman los unos a los otros y se ayudan hasta que vienen mal dadas, entonces desbandada y cuchillo en la boca a por el enemigo, o a por el que era amigo pero ya no lo es. Y los medios de fuste dándoles cancha, ensimismados en el periodismo declarativo y de denuncias ful. Y así nos va. Menos mal que nos quedan algunos reductos de libertad para contar lo que sucede y expresarse libremente. Por ahora.

Más de este autor

El triple de Sánchez que quizá no entre

Pedro Sánchez trató de convencer por activa y por pasiva al ex juez Fernando Grande Marlaska para que fuera candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid y no lo logró, pero al final entró en el Gobierno como ministro, que luce más todavía y tampoco tiene mala pensión.

Opinión

Las opciones de Venezuela

Ayer el pueblo venezolano se echó de nuevo a la calle, valiente como siempre, para evidenciar por enésima vez el rechazo social al régimen de Nicolás Maduro, sucesor del narcoestado instaurado bajo la dirección del régimen castrista de La Habana, en esa “invasión consentida” que ha sumido a Venezuela en la miseria con un Gobierno ilegítimo que se mantiene imponiendo el terror.

Opinión

Más en El Subjetivo

Guillermo Garabito

España de vacaciones

«Es agosto y que Pedro Sánchez se haya ido de vacaciones, acogiéndose a esta sacrosanta tradición nuestra de que pase lo que pase habrá verano, es una cosa que me resulta estupenda contra lo que, sorprendentemente, le ha parecido a todos los demás; incluso con oleada de rebrotes y todo»

Opinión