Marta Parreño Gala

JASP: Jóvenes Aunque Sobradamente Puteados

Si no cabes, te vas. Este país se nos ha quedado pequeño. Y viejo. Y orondo. Repleto de dinosaurios sebosos. Ya no hay sitio para todos y los poderosos no están dispuestos a mover ni un milímetro sus gordos culos para dejar sitio a los que vienen.

Opinión

JASP: Jóvenes Aunque Sobradamente Puteados
Marta Parreño Gala

Marta Parreño Gala

Periodista y cineasta. Escribo, filmo y creo. He rodado 7 cortometrajes y trabajado en El Periódico de Catalunya, Ling Magazine, COM Radio y La Vanguardia. Ahora en Adams Editorial.

Si no cabes, te vas. Este país se nos ha quedado pequeño. Y viejo. Y orondo. Repleto de dinosaurios sebosos. Ya no hay sitio para todos y los poderosos no están dispuestos a mover ni un milímetro sus gordos culos para dejar sitio a los que vienen.

Si no cabes, te vas. Este país se nos ha quedado pequeño. Y viejo. Y orondo. Repleto de dinosaurios sebosos. Ya no hay sitio para todos y los poderosos no están dispuestos a mover ni un milímetro sus gordos culos para dejar sitio a los que vienen. Se han apropiado de sus parcelas, se han dictado sus leyes a medida y se han asegurado unas copiosas jubilaciones que disfrutarán mientras los jóvenes les traemos los cafés, les hacemos las camas o limpiamos la mierda que van soltando, que no es poca.

Si eres joven y aspiras a algo más que a cobrar 1.000 euros al mes por un trabajo cualquiera, este no es tu sitio. De vivir en condiciones ya te puedes olvidar. Y si tenías intención o ganas de tener hijos, mejor déjalo para cuando te puedas emancipar, a eso de los 40. Da igual las carreras que tengas. No importa el talento ni las ganas. Aquí lo que cuenta es tener un tito en el Tribunal de Cuentas o un papá ministro, presidente o alcalde. Recuerda que para ser presidente del Gobierno no hace falta hablar inglés pero te pedirán todo tipo de requisitos para trabajar de camarero, dependiente o administrativo.

España se hace vieja, de cuerpo y de mente. Los jóvenes se marchan desencantados con las maletas repletas de talento mientras los poderosos se quedan anclados en sus butacas de oro. Quedaos con este país de aeropuertos sin aviones y callejones sin salida, de políticos corruptos y princesas imputadas. Quedaos con todo a ver si os atragantáis.

Jack Steinberger, premio Nobel de Física, dijo hace poco en una entrevista: “Tengo muchos años. Y eso significa que hay muchos jóvenes mucho más inteligentes que yo”. Supongo que hay que ser Nobel para llegar a esa conclusión y aquí nos cuesta bastante, en todos los sentidos. Ya lo dijo él: “El país que no emplea a su talento joven se vuelve idiota”. Pues así está el nuestro, pero de remate.

Más de este autor

La pureza y las mujeres

16 becas pero solo para jóvenes vírgenes. Así abre la noticia. Es el requisito que ha impuesto la alcaldesa de una localidad de Sudáfrica para otorgar becas escolares: la virginidad. Y yo me pregunto muchas cosas, entre ellas la siguiente: ¿Las toquetearán y les harán pruebas para comprobar que además de impuras no son mentirosas? La noticia no menciona edades, pero sí géneros, y una vez más es el nuestro, chicas, el que se lleva la palma. Así que ahí va otra pregunta: ¿Por qué se presupondrá que la pureza es solo cosa nuestra? A colación de la cuál me nace la siguiente: ¿Qué tendrá que ver la pureza con el sexo? ¿Y por qué sigue siendo el sexo tan problemático en más de medio mundo, por no decir en el mundo entero?

Opinión

Oda a las cosas

Le robo el título a Neruda porque el periódico que sostiene este hombre no es solo un periódico. Y él ya evocó algo parecido en su “Oda a las cosas”. Este periódico no es un periódico porque es un clavo al que agarrarse en mitad del precipicio, una luz tenue pero testaruda que llega hasta el fondo de un pozo muy hondo. Siempre me ha fascinado la manera que tenemos de restablecer la normalidad en medio de la destrucción; cómo pequeños detalles le sirven a uno para ascender a la superficie y respirar cuando parece que todo se acaba.

Opinión

Más en El Subjetivo

José García Domínguez

Madrid isn’t Spain anymore

«In Madrid, just as in London or Paris, Prague or Vienna, and also in Lisbon, there is beginning to occur something that cannot be recalled in Europe since the fall of the Roman Empire, to wit: the most humble strata of the population are leaving the city again»

Opinión

Jorge Freire

La pasión del incógnito

«En una época dominada por el deseo de diferenciarse, nada hay más más noble que aspirar a una honrosa generosidad. ¿No decía Balzac que la pasión del incógnito era un placer de príncipes?»

Opinión