Jose Maria Inigo

Juego peligroso

¿Hemos llegado ya a tal punto de degradación como para utilizar a los niños en la política y en los sentimientos?

Opinión

Juego peligroso

¿Hemos llegado ya a tal punto de degradación como para utilizar a los niños en la política y en los sentimientos?

Los Hernández vivían en Badalona. Manuel, el padre, había llegado a Barcelona a finales de los años 60 con la inmigración andaluza. Apenas era un niño entonces. Ahora, presume de ser un excelente taxista.

Estos días estaba eufórico. Su hijo pequeño, Manel de 11 años iba a salir en la tele, eso le había dicho en el colegio. Habían elegido a los más listos de la clase. Manuel lo pregonaba a los cuatro vientos. “Este chico promete. Si sale ya en la tele es porque vale”.

En la cena, lo comentaban. Todos felices. 

–¿Y qué es lo que vas a decir en la tele?

–Lo estamos ensayando ya. ¿Queréis que os lo haga ahora? Mirad… a ver si me acuerdo… sí… ejem… CATALUÑA QUIERE LA INDEPENDENCIA, ESPAÑA NOS ROBA, LO QUE PRODUCE CATALUÑA SE LO LLEVAN A MADRID, CATALUÑA INDEPENDIENTE…

Silencio total en el comedor. No se lo podían creer. Pero el pequeño Manel repetía a voz en grito la consigna aprendida, sin entender lo que gritaba. Estaba feliz. Iba a salir en la tele. Y salió, nada menos que en los telediarios. El padre no volvió a mencionar nunca la aparición mediática de su hijo.

A setecientos kilómetros de distancia, en Tordesillas, los Hurtado celebraban felices que los organizadores de la fiesta del Toro de la Vega, hubieran seleccionado al pequeño Arturito como uno de los niños que grabarían para las teles el mensaje de su organización. La alegría reinaba en casa de los Hurtado. El niño repetía una y otra vez ante el espejo, ensayando.

–LO NUESTRO ES TRADICIÓN, NO UNA SALVAJADA SANGRIENTA. LANCEAR AL TORO ES UNA FIESTA. YO SERÉ LANCERO DE MAYOR.

¿Hemos llegado ya a tal punto de degradación como para utilizar a los niños en la política y en los sentimientos?

Más de este autor

No son de aquí

En esta parte del mundo, nos quejamos de los malos tiempos que nos están tocando vivir. Es el Apocalipsis de la crisis económica, la corrupción y el paro. Comparado con las desgracias de otros lugares, nada.

Opinión

Levántate y anda

En la calle, lo de siempre. Las radios anunciaban esta mañana de que una de cada cuatro familias está en el umbral de la pobreza.

Opinión

Más en El Subjetivo

Beatriz Manjón

Vivir para no contarlo

«Contemplar el mundo sin más propósito es el modo más fiable de aprehenderlo; lo demás es un conocer a medias, con un ojo puesto en lo real y otro en lo virtual»

Opinión

Aloma Rodríguez

De qué va lo del Planeta

«De lo que va el Planeta es de enseñar músculo: de demostrar al mundo lo fuertes que son y el dinero que tienen, tanto como para subir la dotación hasta un millón de euros»

Opinión